domingo, 23 de marzo de 2014

INTENTANDO SALIR DEL LABERINTO



Esto es el intento por querer salir del laberinto
de la incredulidad que a la vista enferma el alma
y te aprisiona en sus garras para no dejar que salga
ese yo luchador que todos tenemos guardado
en un recóndito lugar de nuestro interior.

Quizás nadie pueda entender ese sentir que guardamos
y en el cual se basan nuestros sueños y realidades,
pero el fuego de nuestra pasión es el signo del renacimiento
ya que un predesor nos bendijo con la gracia de la lucha sempiterna.

Así que a! con fuerza! Que hemos nacido para ganar
todas las batallas a las cuales nos tengamos que enfrentar
y derrotar esas lenguas escépticas que te dicen que no puedes.


Y arrancamos con una semana más de entrenos, el lunes amanecí un poco adolorido de piernas y hasta de garganta, suponía que se debía al esfuerzo realizado el día anterior, ya que al terminar la carrera sentía la garganta garraspeada, pero dicen: “el show debe continuar”, así que a eso de las 8 a.m. y es que acá en México era asueto laboral, así que no era necesario madrugar. Salgo a hacer unos 40’ de trote a Santa Mónica, 4.7k a la cuenta, después un poco de trabajo de fuerza ahí mismo.

El martes otra vez desde temprano, después del trabajo de “cajón”, el trabajo de calidad consistía en 4(300x100, 200x100, 100x3’), en total unos 7k de trabajo de calidad.

Miércoles de madrugada, trabajo de fuerza o con mis pesas de barra, después me tocan 40’ a diferentes “ritmos”, salgo hacia Arboledas para sumar otros 9k a la cuenta.


El jueves iba a estar bueno el entreno, y es que esas “cuestas” como me cuestan, je je je!!! 20’ de carrera hacia Arboledas,  4.5k de calentamiento, después 8cuestas de 200 metros y para terminar, regresar a casa trotando (3.2k).

Durante el día me empecé a sentir indispuesto nuevamente, de hecho seguía con el malestar de garganta pero trataba de engañarla, al final si me estaba ganando.

El viernes en definitiva, decidí no salir pues me sentía indispuesto.

Entre que mi beba anda indispuesta por un virus que pesco, y yo que ando resentido de la garganta, que mi hijo tenía junta en su escuela, en definitiva, el sábado no volví a salir al entreno, je! y eso que estoy intentando salir del laberinto de la incredulidad.

El domingo a eso de las 7 a.m. salgo a correr por mi barrio hasta llegar a Arboledas y sumar un total de 17k, con un sol que a las 8 a.m. ya estaba en todo su esplendor.

Pues así se va esta semana de entrenos, un poco floja como pueden ver pero a! con fuerza! Ya que un predesor nos bendijo en la gracia de la lucha sempiterna, supongo que ha de haber sido el gran Filipides así que a continuar!!!

Nos vemos en la próxima!!!


4 comentarios:

  1. Hola Mauricio,

    El secreto está en seguir luchando y no abandonar cuando piensas que ya no puedes más, eso es lo que diferencia a los verdaderos campeones del resto de corredores.

    Has superado una semana complicada y sigues acumulando kilómetros y entrenos.

    Nos vemos corriendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si mi buen Ruben, es no amilanarse y continuar en la lucha, muchas gracias campeon, recibe un afectuoso abrazo.

      Eliminar
  2. El descanso siempre hace bien, una semanita floja siempre ayuda. Es solo un pasito para atrás, pero para agarrar más vuelo! :)
    Un abrazo, mi Titán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi buen Gerardo, muchisimas gracias crack y no hay de otra, con fuerza pa'lante, je je je!!!
      De igual forma un afectuoso abrazo.

      Eliminar