viernes, 14 de marzo de 2014

EL LLAMADO DE LA PATRIA


A la edad de 18 años, fui y me tome la foto para el trámite de mi cartilla nacional, documento que debes de tramitar una vez cumplida la mayoría de edad y en la cual hace constar que te vuelves soldado y pasas a la reserva en caso de que la SEDENA requiera de tus servicios.

Sonso yo, las fotos las pido tamaño infantil y eran tamaño cartilla.

Después  entre desidia y lo que quieran, transcurrió un año, a los 19 vuelvo a hacer el trámite con la idea de que quizás me tocaría hacer el servicio militar ya que ya se había pasado el tiempo, esto se hace en base a sorteo, y los “bola negra” se salvan y los “bola blanca” son lo que hacen el servicio.

Total que la libro y me toca "bola negra", pasado un año voy a recoger la cartilla en una de las instalaciones del Ejercito Mexicano, y el soldado que custodiaba la entrada no me deja pasar, quesque por llevar el cabello largo, si era “recluta” debía ir con el cabello corto, e incluso me dijo: “todavía de que ni hicieron al servicio y vienen así”, es que ya andaba de “metalero”.


Total que el soldado me da “viada”, perdón! acceso y entro, estaba formado en la fila que me correspondía para recoger mi cartilla, cuando un soldado le pregunta al que esta delante de mí: “matricula!!!”, todo nervioso el chavo no se la sabia, y que lo empieza a sermonear el soldado y que no le iban a dar la cartilla, que lo iban a encuartelar, más o menos estas fueron las palabras que utilizo: “el número de matrícula de su cartilla es su identificación de soldado y usted debía de sabérselo ya que cualquier llamado de la patria, usted como soldado activo, tiene que acudir”



Raudo y veloz empiezo a memorizar mi número de matrícula para no tener problema, y bueno, decía el soldado: “si la patria los llama como soldados, tienen que acudir al llamado”, no sé si sea lo mimo pero la SEDENA me hace el llamado para de nueva cuenta y por cuarta ocasión ir a competir en los 10.4k de la carrera “La Gran Fuerza de México”, bueno, para serles franco, gracias a un amigo de nombre Salvador, tengo numero para ir a correr este próximo domingo.


Como en los años anteriores, gran expectativa ha causado este evento al grado de que muchos ni pegaban el ojo esperando se abrieran las convocatorias en la red y poder inscribirse, este año no fue la excepción y las inscripciones no duraron ni dos horas, desgraciadamente el día que se abrieron, mi cel se quedó sin red, por más que lo apagaba, lo encendía, me paraba hasta el último piso del edificio en el que trabajo, lo azotaba en el suelo nada, total que después de 3 horas, al fin se conectó y ya se habían agotado.


Pero bueno, gracias a mi amigo Salvador, ya estamos listos para ir a competir a dicha carrera, sinceramente y después de venir de la maratón de Metepec e ir saliendo de la etapa de recuperación, no espero marcar un gran tiempo pero bueno, la lucha se le hará.

Ya he comentado en las ediciones pasadas acerca de lo pesado que es la ruta pero bueno, es un buen reto para ir a ver que tal quedamos después de la maratón.

El año pasado mi tiempo fue de 39’52” quedando en 3er lugar de mi categoría.


El antepasado 40’16” ubicándome en la décima de mi categoría


Y el primer año 41’11”, lugar 14 de mi categoría.



Espero este domingo continuar con esa línea de mejora y si no, pues no hay problema, sinceramente el crono no me preocupa, se trata de ir a disfrutar claro, siempre dando mi mejor esfuerzo.

La salida será a las 8:30 a.m. y como bien saben; esto será dentro del campo militar.


Pues no hay más, una vez haber escuchado el llamado de la Secretaria de la Defensa Nacional, vamos a cumplir cual soldado raso corriendo en esas pesadas pero bellas instalaciones del campo militar 1-A.


No hay comentarios:

Publicar un comentario