martes, 20 de septiembre de 2016

DEJALO SER Y DEJA VIVIR

Algunos viven su vida como un evangelio,
estando al margen de un dios bondadoso
del que creen que siempre serán perdonados,
otros simplemente su vida es un blues. 

La vida puede ser así de simple,
solo vive y deja vivir,
palabras sabias que decían por ahí;
déjalo ser y deja vivir. 

Hay algo que brilla dentro de ti,
no dejes que eso se apague
la vida a veces solo es un susurro,
así que vive y deja vivir. 


Pues nada, aquí viviendo y dejando vivir, je je je!!!

Después de la maratón ya saben; pura recuperación postmaraton, o recuperación de la depresión que deja el hecho de entrenar y entrenar hasta llegar a la maratón y decir; y ahora qué?

Dos semanas de entre que haces y no haces nada, la verdad, nada destacado por comentar, como dije; simple recuperación post maratón tanto a nivel físico como nivel mental.

Y bueno, tarde que temprano tenemos que regresar a los entrenos y esta semana ya ahora si tratamos de enrolarnos a lo que sigue  y el lunes ahí estaba a primera hora haciendo un poco de trabajo de fuerza en casa, después, solo 20min de trote. 

El martes estaba entre que hacía, si lo que había hecho el sábado a instrucciones del coach en la pista (12(200x100)) y alguna otra cosa, al final se me ocurre, después de lo de “cajón”, decido fletarme con 10(1minX1min). 

Miércoles, ya con plan de entreno en mano, me tocan 50min de carrera continua, aun siento apretadas las piernas por lo de la maratón pero pues hay que seguirle, corro hacia Arboledas para unos 10 kilómetros. 

El jueves fue de asueto laboral, bueno, realmente el día festivo era el viernes pero desde el jueves descansamos, así que a eso de las 6 a.m. salgo a hacer otra vez 60min de carrera continua.

El viernes, este día si se descansaba por la festividad del inicio de la independencia del país, así que no había que madrugar y a eso de las 8 a.m. ahí en el parque Naucalli unos 50min de trote al lado de una amiga.

Para el sábado el entreno era libre, aunque el coach había mandado instrucciones de que hacer, me tocan; 12(300x100), antes 20min de trote y el movimiento articular, y pues ahí andaba en Santa Mónica.




Ya el domingo, solo 90min de distancia, salgo de casa, corro sobre la av. De los Maestros de ahí hasta Arboledas, al final me decido hacer una ruta que mi amiga Eli alguna vez me enseño, correr sobre la avenida hasta llegar a Atizapan, de ahí a los Bebederos y de los Bebederos por el circuito hasta llegar a Valle Dorado y de ahí a casa, en total me salen 17 kilómetros en 01hora33min.


Pues así los entrenos, como se pueden dar cuenta, apenas empezamos a retornar, pero diablos, si ni siquiera estoy inscrito a ninguna carrera, creo que ya es tiempo de buscar algo para volver a los entrenos con más enjundia.

Bueno, muchas gracias por estar aquí y nos vemos en la próxima.

lunes, 5 de septiembre de 2016

MARATON CIUDAD DE MEXICO 2016 MI CRONICA



Que nos lleva a correr maratones? 

Quizás que nacimos tercos y obstinados, obsesivos y hasta perfeccionistas y no precisamente por que sea virgo, quizás hasta con una pizca de superhéroes. 

Es intentar ir un poco más allá de lo que los limites nos marcan, aunque podamos caer en sobre entrenamiento por no entender, pero tanta la obsesión y el gusto por correr, que queremos llegar lo mejor preparados que se pueda a la prueba. 

Es cierto, a veces existe el miedo, la incertidumbre por eso que vamos a enfrentar y lo que nos caracteriza es la fuerza de voluntad para hacer las cosas y un gran corazón para correr esos últimos kilómetros cargados de pesadez y agonía. 

Y si por un momento y debido al cansancio pensamos en parar, el orgullo nos hace salir avantes. 

Todo esto porque entendemos que correr una maratón es una metáfora de la vida misma, con cansancio, dolores, sacrificios que a la larga nos brinda satisfacciones, alegrías y recuerdos inolvidables.
 
Quizás eso es lo que verdaderamente nos lleva a correr maratones y lo que pocos comprenden al correr solo los últimos kilómetros.

Previo al maratón, casi no hice gran cosa en cuanto a entrenos, solo hasta el martes unos cuantos miles y eso para aflojar las “patukas”, de miércoles a viernes, nadita nadita, ja! Me tome muy en serio eso del tapering, el sábado voy a la pista con mi equipo, de igual forma el entreno de ese día; solo 20min de trote, ya no había mucho que hacer. 



Comentar que el viernes había aprovechado para lanzarme a recoger mi kit de corredor, ya saben; mirujear por aquí y por allá. 


Iba de repidin ya que había pedido permiso en la oficina, por ahí, el gran Benjamín Paredes ofrecía una conferencia llamada “Tips para correr maratón”, siempre es un placer y un lujo ver y escuchar a este tipo de personajes tan célebres, lo poco que pude escuchar, algo que me dejo un poco interesado aunque desgraciadamente no me podía quedar, pero entre un análisis que hacía de un video que en ese momento se transmitía y donde el junto con German Silva, otro grande, punteaban una competencia, él decía: “vean la zancada de German, es más alta que la mía, si se dan cuenta, sus tobillos casi pegan a los gluteos (o nalgas pa´l que no entienda) y mi zancada es más corta, mis pies casi no se levantan del suelo, eso es porque él desde los 15 años empezó a correr y por eso se le desarrollo más la zancada, yo ya empecé grande ya que me dedicaba a otros deportes, es por eso que a mí me cuesta más trabajo y por eso el me ganaba porque podía responder a los ataques que yo lanzaba, incluso si se acuerdan del maratón de Chicago donde se equivoca, recuerdan (y como no recordar tan memorable hecho) el regresa y me rebasa y gana” como dije; desgraciadamente no me podía quedar pero estaba megainteresadisima la clase, y es que, eso es lo que me pasa a mí, mi zancada es corta, pero dice un compañero de team, el buen Luigui: “tu zancada es engañosa porque es corta pero rápida”, en fin, de ahí me regrese a la oficina.




Y llego el domingo, el evento no era tan lejos de donde vivo así que no había que madrugar tanto, me levanto a las 5 a.m. un baño, una galleta, me despido de mi esposa y salgo con la oscuridad de la calle, por ahí unos vecinos de esos briagos que se la amanecen, uno se aloca y empieza a patear y romper unos cristales de una ventana, se la hace de a pedo a alguno que lo observa, o será a mí, ignoro el suceso y no por miedo si no mas bien porque yo voy rumbo a mi maratón. 

Abordo la pesera que me lleva al metro y en un santiamén ya estoy en el Toreo, ya se vislumbran corredores, algunos ya en short y playera, ya listos para correr, en la mayoría de los rostros se vislumbra emoción, nervios, esta es la cara del maratón. 

Este día para los corredores el metro es gratis, hasta los boletos son conmemorativos. 


Llegamos a Bellas Artes, a un costado será la salida, salgo y empiezo a caminar hacia los guardaropas, que supongo estarán ubicados donde siempre, esta vez no, un poquito cambiados, son autobuses que trasladaran las cosas hasta el estado olímpico de C.U. (Ciudad Universitaria). 

Por ahí veo a Emilio, más adelante a Adrián el de Puebla, corredor que el año pasado conocí en Torreón y que desde ahí hemos trabado amistad, a Fernando, uno de los “Santamonicos”, llego al autobús que me toca, de acuerdo a número, son 6:30 a.m. ya muchos se dirigen a sus bloques de salida, me quito pants para quedar enfundado en la nueva piel #VO2max y nueva imagen de Titán del Asfalto, je! 


Vaselina por aquí y por allá por aquello de las rozaduras, entrego mi mochila y corro hacia mi bloque de salida, que en este caso es amarillo, al llegar al bloque, es el tercero, primero son los elite, después los grises y después los amarillos, aunque estos tres bloques saldrán juntos a las 7:20, gulp! Porque tanto tiempo, ya están llenos los bloques, procuro quedar al frente, ahí están Griss y Sandy quienes se estrenan como maratonistas, las saludo, se ven tranquilas y contentas, me desean suerte y hago lo mismo. 

6:30 a.m. se da el disparo de salida para atletas discapacitados, palabras más palabras menos del animador, 6:45 disparo de salida para las mujeres elite, y después a esperar bastante tiempo para salir, y acercándose las 7:20, himno nacional en miles de voces, cuenta regresiva a partir de 10, 8, 6 , 4, 2, 1 bang! allá vamos!
 
Como muchos saben; la ruta no ha cambiado desde hace 3 años y se planea mantenerla así por lo menos hasta que se termine de juntar la palabra “MEXICO”, este año tocaba correr por la “I” de Innovación, y si eh! Año tras año la organización ha tratado de innovar y mejorar tan magno evento. 

Salimos a un costado de la Alameda Central, de ahí correr con dirección hacia av. Reforma, en un inicio me cuesta trabajo tomar el “ritmo” que deseo manejar que es de 4min10seg por kilómetro, y me cuesta trabajo porque delante de mi van muchísimos corredores que manejan un paso más lento al mío (lo mismo de siempre, corredores que no respetan su paso y salen hasta el frente sin importarles que entorpezcan el paso de los que si manejan los ritmos para salir hasta enfrente) en fin, voy zigzagueando de un lado a otro para evitar a los corredores que van delante de mi e ir ganando terreno. 

Al llegar a av. Reforma, corremos con dirección hacia la Villa, algunos osados se brincan la avenida para correr del lado del que pronto pasaran los elite y gente que corre rápido, me uno a ellos y hacemos una fila pegada al voluminoso contingente que apenas va hacia Mosqueta, traigo como que ganas de tirar el “miedo”, y más al ver que algunos detienen su paso para por ahí tirarlo, yo prefiero aguantar candela, algunas veces los voluntarios de la maratón nos conminan a meternos con el continente que apenas va, pero meternos a ese mar de corredores alentaría nuestro paso y seguimos por ese lado. 

Al llegar a Mosqueta damos vuelta y emprendemos el regreso por mismo Reforma, bastante gente animando a los corredores, por ahí veo al Sargento Hernández, un gran corredor y sinceramente, con los entrenos que se ha estado marcando, pensé que “jalaría” conmigo y hasta miedo me daba que se me fuera, le digo: “vamos mi Sargento, fuerza!”, me contesta: “vamos amigo, échale!”. 

Por ahí Víctor Estrada me anima con un grito de apoyo, agradezco el gesto, un señor a un lado toca su violin para animar con sus notas a todos los corredores que pasan en ese momento, continuamos corriendo por Reforma hasta llegar a av Mariano Escobedo, de ahí corremos por Thiers para en una subida de un puente, nos entroncamos a av. Ejército Nacional, he decido marcar cada 5k el lap de mi reloj y los primeros los pase en 22min47seg bastante bien desde mi punto de vista y es que quiero ir reservado y los últimos kilómetros si puedo atacar, ataco. 


Corremos sobre Ejercito Nacional, la verdad es que esta vez me sorprende ver infinidad de gente apostada a los lados apoyando al por mayor a los corredores, lo que me causa un poco de duda, es porque aún no empiezo a ver corredores apostados en los lados a esta altura de la ruta, y es que el año pasado desde antes de llegar al 10k ya veía grupitos que van a hacer su distancia o su “chequeo” con miras a un próximo maratón. 

Algunos de mi equipo me animan, que cool escuchar los gritos de apoyo de gente conocida, gracias equipo, llegamos a av. Miguel Cervantes Saavedra de ahí vuelta hacia la izquierda  para pasar por el museo Soumaya, de ahí vuelta a la izquierda hasta llegar nuevamente a Ejercito. 

Llegamos de nueva cuenta a Miguel Cervantes Saavedra, vuelta a la derecha y al pasar por el punto donde esta marcado el km 14, mis compañeros ahí están animando a los corredores y a los suyos más, levanto mi brazo y abro la palma de mi mano para chocarla con ellos, gritos al por mayor y hasta fotos, ell@s van a hacer su “chequeo”, pero están esperando que pase el continente de acuerdo al “ritmo de carrera” que manejan, mientras tanto, animan a todo corredor que pasa por ahí, muchas gracias equipo, son geniales! 



En av. Presidente Mazarik tomamos camino hacia Mariano Escobedo, me siento bien y mantengo el ritmo de 4min a 4min10seg, a esas alturas decido tomarme un gel de carbohidratos de 3 que llevo, por ahí el coach me anima, como siempre, a la expectativa de sus pupilos. 

De Mariano Escobedo nuevamente a Reforma y de ahí a Ghandi, un señor a las orillas trae la playera #VO2max pero no puesta, ni siquiera se percata de que yo soy un #VO2max y es que supongo que al ser piel nueva, y aunque es similar a la anterior, aun les cuesta trabajo identificarnos a los fans, j aja ja! Le grito: “vamos VO2max!” voltea de sorpresa y solo alcanza a decir vamos! 

En ese punto esta sobre un banquito grabando y fotografiando Alfani, por cierto muchas gracias a quien nos regalan su tiempo para fotografiarnos y video filmarnos sin compromiso alguno, muchas gracias por las fotos a Alfani, Christ Fernandez, Luis Zetina, OrPhoto, 100M, Félix Vega Fotografía, a mí por siempre amigo e hijo del coach Adrian M. Sánchez y en fin a tod@ aquel que cámara en mano capta el momento del maratón sin interés alguno. 

En Ghandi salimos a Reforma, corremos en dirección al Auditorio, damos vuelta donde esta el hemiciclo a Colosio y regresamos, otros compañeros de equipo también están ahí, mas a adelante escucho que me dicen: “Mauri, Mauri!!!” volteo y es mi papa quien como en años pasados ahí esta queriendo ver pasar a su hijo y animarlo, “échale mi’jo!!!”, esto me da muchísimo gusto y me animo, comentar que ya al siguiente día, uno de mis hermanos había acompañado a mi papa y que hasta me grito y fotografió y yo ni lo vi, j aja ja!!! 


Entramos al bosque de Chapultepec, aquí el camino es puro adoquin y eso alenta un poco el paso pero hay vamos a buen “ritmo”, Rodolfo compañero de equipo se ha estado desplazando a varios puntos animando y por ahí me lo vuelvo a encontrar, gracias! 


Un corredor delante de mí, de repente como que se me empieza a cerrar, con mi brazo indico que voy a pasar, reacciona y se hace un lado, pero aprieta el paso y pasando pasando me mete un codazo, prefiero ignorarlo y continuar en lo mío, lo vuelvo a rebasar y ni siquiera trae fuelle para perseguirme y se queda. 

Salimos del bosque nuevamente a Reforma, el señor que había visto en Ghandi esta en este punto y al verme pasar ahora si desaprovecha la oportunidad de lanzarme unos gritos de aliento: “vamos VO2max!”, comentar que es el papá de una compañera y que siempre con emoción y alegría ahí esta apoyando al team, recalcar la infinidad de gente que echa porras apostada a los lados de la ruta, gracias, muchas gracias, en esta parte de la ruta, observo que el sr. del violín aun continua tocando, ya es arriba de la media maratón y la ruta esta atestada de corredores, esto me sorprende mucho, y más llegando a la glorieta de Insurgentes, ya es un mar de corredores, procuro concentrarme en lo mío aunque debo de ir esquivando corredores, será que todos esos corren los kilómetros debajo de 4min10seg? no pienso, algunos van hasta caminando. 




En fin, ya voy por el kilómetro 28, estamos en la Colonia Condesa, el cansancio ya empieza a hacer mella en mí, me tomo un segundo gel, como plátanos que la gente regala a los corredores, a pesar de mi cansancio, sigo disfrutando de la fiesta, llego a Insurgentes, pienso de aquí pa’lla todo es recta y hasta la meta, aunque un poco de subida. 



Ya estamos por el km 34 y según yo por más que trato de correr rápido, las piernas ya no obedecen, e incluso me dicen que ya pare, trato de distraerme con la mente y empiezo a contar, si, no’mas contar por contar, tomo el tercer gel. 




A esta altura el número de corredores se ha incrementado, yo solo trato de concentrarme en lo mío, lo bueno es que últimamente ya no me aquejan los calambres, ah! Como sufría en maratones pasados, eso me alegra un poco, a lo lejos se ve una pequeña cuesta: pienso: “que chingon, pusieron gradas sobre la avenidad para ver el paso de los corredores”, cual, mi mente juega conmigo, es una cuesta que debo subir, pero ya estoy por el kilómetro 39, la porra a los lados no deja de animar, subo la cuesta, ya llegue al kilómetro 40, según yo trato de cerrar esos últimos kilómetros mas rápido, llego al estacionamiento del estadio, esta con vayas para dejar libre el paso de los corredores, llego a la entrada del estadio, un túnel donde el cambio de luz marean, o ya no traigo gas, entro a la pista de tartán y ahí esta el arco de meta y si, aprieto el paso, extiendo los brazos y entro con el clásico avioncito a meta con un tiempo de 03horas09min47seg, chin! No se cumplo el objetivo de rondar las 3horas, de ser sub03 ni que hablar, esto no me desilusiona ya que hoy en día la marca no me presiona tanto, corro porque lo disfruto y doy gracias por haber terminado mi 13ava maratón más y sin calambres y sin detenerme aunque los últimos 7 kilómetros los hayan hecho más lento pero quién no. 



Después pasar por el kit de recuperación, plátano, naranja y bebidas, la medalla, la tan añorada “I”. 

Pues así mi crónica de mi maratón número 13, muchas gracias por estar aquí y felicidades a todos los participantes pero solo a aquellos que si concluyeron los 42.195 metros. 

Felicidades a mis compañeros Os, Gris y Sandy, estas dos, se estrenaban en la mítica distancia de los 42k.
 



 
Por cierto, comentar que por el lado femenil, recién desempacada de los juegos olímpicos de Rio 2016, la lituana Diana Lobacevske se vio avasallodora de principio a fin, dicen las malas lenguas que de regreso a las Europas pensó: "que maratón me queda de paso y zas! el de la Ciudad de México" y que viene y que lo gana.
 
 
Por el lado varonil, el keniano Emmanuel Mnangat se llevo el primer lugar aunque llego haciendo equipo con uno de sus compatriotas.
 

miércoles, 17 de agosto de 2016

DOS POR UNO

Aquí permanezco en la oscuridad,

escribiendo las memorias de lo que aún recuerdo,
oh que feliz he sido caminando sobre campos de asfalto,
intentando encontrar la claridad a mi espíritu
y llegar con bien hasta la meta del camino. 
 
Si te das cuenta estoy en todas partes sin estar en ningún lado,
porque no me gusta quedarme atorado en cualquier parte,
quizás soy el polvo en el viento que espera por siempre
ser llevado de un lugar a otro para mecerse entre los arboles.


Otra vez por aquí, espero no aburrirlos, y bueno, ahí vamos con la preparación rumbo a la #MaratónCdMx. 

Como cada inicio de semana, otra vez en lunes, iniciar a temprana hora con un poco de trabajo de fuerza, después de eso, salir a hacer un trotecito de “descanso activo”, nada que destacar en los 3.2 kilómetros de este día. 

Para el siguiente día, o sea martes, este es el único de día de la semana, hablando de lunes a viernes, en que hacemos a un lado el trabajo de fuerza para enfocarnos totalmente al trabajo de velocidad, y hoy, aparte de todo el protocolo de inicio, tocan hacer 10(1000), esta un poco nublado y se siente hasta fría la mañana, el primer 1000 me sale en 04min06 y de ahí en adelante a 03min55seg cada uno a excepción de los últimos dos los cuales caen en 03min51seg, comentar que de tan animado que andaba, ya saben como es uno, que me aviento el pilón y hago en total 11miles.
 
Así como hay miércoles de plaza, ja ja ja!!! También hay miércoles de ritmo, y estos han estado exhaustos pero geniales, y es que es correr entre 50 y 55 minuto a un nivel alto (bueno, para mí que no soy tan veloz es ir entre 04min10seg a 04min20seg el kilómetro), total que este día me salen 16.6 kilómetros. 

El jueves de nueva cuenta un poco de trabajo de fuerza por la madrugada, a veces si pienso: “realmente si es estar demasiado loco, mira que levantarme a las 4:30 de la mañana para hacer ejercicio con unas pesas cuando igual podría aprovechar y dormir un poco más”, pero es que todos sabemos que el trabajo de fuerza, al final te ayudara a lesionarte, cuantas veces no hemos escuchado o visto a alguno que se madreo de la cintura o de las rodillas, quizás fue porque solo se dedicaba a correr y no lo complementaba con el trabajo de fuerza, amén de que como acabo de decir; el correr se complementa con el trabajo de fuerza para trabajar partes del cuerpo que entre comillas no se utilizan cuando corremos, y bueno, después de esto, salgo a hacer mis 20 corriendo en plano a un ritmo más o menos rápido, después 60min de circuito con subida, salen unos 15 kilómetros.

El viernes, de nuevo, ahí me tienen con las pesas en la madrugada aplicándome a la fuerza, después solo 20min de trote y 16(30segX45seg).

El sábado, en definitiva no pude entrenar, ya saben; cuestiones personales que no puedes hacer a un lado y que de repente impiden hacer esto que de alguna manera hacemos por hobie. 

Y el domingo tocaba “chequeo”, desgraciadamente no podía asistir con el team, pero yo haría algo similar a un “chequeo”, total que para no hacerles el cuento tan largo, ese día me zampe 33.2 kms en 02horas33min, esta sería la última tirada larga con miras a la #MaratónCdMx ya no falta mucho y la maquinaria empieza a responder, termine muy bien y en el chequeo me sentí excelente. 

Y bueno, como no quiero que esto se quede en el tintero, o más bien en mi máquina, hoy es 2x1 y otra vez empezar en lunes de madrugada con el trabajo de fuerza, después, 40min de trote, este día bien saben que es de “descanso activo” es recuperar de la tirada del día anterior y mira que estuvo buena que aún me dolían las piernas. 

Martes temprano, no imaginaba lo que me esperaba, y es que ya saben; a los entrenos #NiQuienSeRaje pero luego pasan, pero mejor vayamos por partes, voy a Santa Mónica, lugar donde hago mi trabajo de velocidad, ah! Pero ya saben que antes hay que hacer el protocolo de inicio, después, por mi cuenta decido hacer 8(1200x2’) en un inicio pensaba en solo 6, pero decía: “Titán, vas a correr maratón, necesitas intervalos largos”, minutos antes el cielo amenazaba lluvia, unas gotas se dejaban sentir en los primeros 1200 y al cuarto o quinto un torrencial aguacero arremetía con fuerza contra la ciudad, yo aún seguía y es que no hay tiempo para resguardos que algunos de los que habían empezado a correr por ahí, se refugiaban en las marquesinas de las casas y observaban mi loco paso sobre el camellón y bañado completamente por la lluvia, llevaba 7 y la lluvia no paraba, los pequeños ríos me hacían la competencia corriendo sobre la calle y en algunos puntos los charcos aguardaban que mis pies entraran en ellos, me decido a hacer el ultimo 1200 a pesar del escenario que tenía ante mí, arranco, pero era imposible correr sobre los charcos, brincar los ríos y sentir la fuerte lluvia sobre mi cuerpo así que a los 200 metros freno y decido regresar a casa. 




Miércoles 4:30 a.m. otra vez trabajo de fuerza, aun duelen las piernas por el domingo, pero ahí estoy nuevamente con lo que sigue y esta vez, aparte del trabajo de fuerza, decido hacer “ritmo”, y es que digo “decido” porque andaba desfasado en el entreno que me había enviado el coach, el había dicho: martes, 40min de trote (supongo que para recuperar del domingo) pero como les comente, yo me había fletado con los 1200 pasados por agua, así que decidí seguir con mi plan hasta llegar al viernes que ahí si me empalmaría, total que me salen 16.5 kilómetros en 01hora12min. 



El jueves 20min corriendo a un paso medio rápido para ir calentando las piernas hacia Arboledas y después 60min de “circuito con subidas”, otros 15 kilómetros, puf! con estos entrenamientos no seré elite pero si un buen corredor, espero que eso me lleve a cruzar la meta con honor y gloria en la próxima ya tan cercana #MaratónCdMx 


Para el viernes ya saben; aparte de iniciar el día con un poco de trabajo de fuerza, son solo 20min de trote y 12(30”x45”), leve, como preludio de lo que se vendrá al siguiente día. 

El sábado ahí estaba en la pista de la FES junto al team, para no hacer el cuento tan largo, y una vez hecho todo el trabajo de inicio, esta vez el coach me manda a hacer 3(3000x3min), así que sin más, ahí me tienen dando vuelta tras vuelta al ovalo de 400mts, el primer 3mil sale en 11min53seg, el segundo en 11min54seg y el tercer y último en 11min54seg, a son de broma le digo al coach: “uno más coach?” me contesta: “no, ya no, ya estamos en etapa de bajar el nivel de entrenos”, “solo bromeaba”. 


Amarrando los Z-Pump de Reebok para el trabajo de pista
El domingo tenía un asunto personal que hacer a temprana hora, así que decido empezar mi “largada” a las 6 a.m. hoy tocan solo 20 kilómetros y hago cuentas y corro hacia Periférico, de ahí hacia Valle Dorado, en mi pensamiento voy haciendo cuentas de acuerdo a la distancia para hacer los 20k y del módulo decido correr sobre la calle de Santa Bárbara hasta los arcos, de ahí regreso, llego al módulo de policía y continuo hasta los Bebederos, continuando con mi cuentas, aquí solo llevo 10kms si regreso directo, me faltaran 3, así que regreso haciendo la misma ruta que hice de ida, y es así como salen 20 kilómetros exactitos. 

Creo que no hay mucho que decir; nos enfilamos a lo que será mi 13vo maratón espero tener éxito y cruzar la meta vestido de gloria, si vas, ahí nos vemos!

miércoles, 3 de agosto de 2016

NO ES CASUALIDAD QUE CORRA POR CAMINOS OSCUROS

Quizás en estos momentos solo estoy buscando inculcar el valor a mi cuerpo,
para hacerle frente a esa batalla que en próximos días  tendré que enfrentar,
espero ganar la guerra a través de la disciplina y constancia de los entrenos,
para seguir los desgastantes caminos que el arduo trabajo nos da diariamente. 

No es casualidad que este en este momento corriendo por caminos oscuros,
comandado por una estrategia que me dará la fuerza necesaria,
porque sé muy bien que como aficionado  debo aprender a luchar con valor
contra lo que día a día se presenta en forma de reto esperando a ser superado. 


No se crean, la semana antepasada si hubo entreno, aunque lo que fue sábado y domingo ya no pude entrenar nadita nadita, pero bueno, hay que continuar y en esta, ya saben; empezar el lunes con un poco de trabajo de fuerza y después un trote de 30min en Santa Mónica, ja! Como si hubiera entrenado mucho el fin de semana, pero ya saben; debemos respetar los procesos de entreno y si el plan decía: “descanso activo”, pues descanso activo, lo que ya no se hizo ya no se hizo, ese día ni siquiera el reloj me lleve ya que andaba con la pila descargada, pero debieron de haber sido como unos 3k. 

El martes, desde un inicio no me sentía del todo bien del estómago, hago el “protocolo de inicio” y esta vez tocan 10(1000x2’) pero al 6to, por más que trataba de aguantar las ganas de ir al baño, con el zangoloteo de los miles, no hay fortuna, para mis adentros me decía para mí mismo: “conque aguante 8 ya son buenos”, pero no, no hubo fortuna y regreso a casa sin terminar el entreno. 

Miércoles 5 a.m. a hacer un poco de fuerza, después; toca salir a correr en diferentes niveles y saben; el último bloque, son 50min corriendo a un nivel alto, bueno ni tanto, entre 4min10seg y 4min20seg, total que me salen 16.6k en 01hora17min en Arboledas. 

Para el jueves más de lo mismo, es decir; a continuar con el trabajo de fuerza por la madrugada y este día era de “circuito con pendientes”, me salen 14.8k en 01hora35min. 


El viernes ya es tiempo de bajar un poco aunque el trabajo de fuerza no se afloja así que unas cuantas repeticiones antes de salir a hacer 20min de trote y un fartlek de 16(30”x45”) para un total de 8.1k para este día. 


El sábado regresamos a la pista de FES, antes de iniciar el entreno, la plática del coach donde denota una enorme felicidad, y como no, si el fin de semana pasado, en el campeonato mundial de masters, por parte del equipo se obtuvieron medallas tanto de oro, plata y bronce en varios eventos, muchas felicidades a todos los que participaron en las diferentes pruebas y sobre todo a aquellos que obtuvieron medallas, de verdad, nos tenían todos emocionados con su desempeño a través del chat del team, enhorabuena.


Una vez terminada la plática, al entreno de este día, y ya pasado el “protocolo de inicio”, esta vez a los que correrán la #MaratonCdMx nos tocaban 4(2000x2’), marcando el primero en 7min51seg, el segundo en 7min53seg, el tercero en 7min53seg y el cuarto en 7min50seg, me siento bien y con ganas de hacer uno más, le comento al coach que si puedo pero esta vez no hay suerte, a lo más lo que me autoriza es a hacer un mil rápido, y este me sale en 03min48seg. 

Para el domingo tenía un compromiso a muy temprana hora, ese día se llevaba a cabo el medio maratón de la ciudad de México, la verdad es que si tenía ganas de ir, pero debido al compromiso, decido empezar a correr a eso de las 5:45 a.m. por mi barrio y Valle Dorado, y Atizapán, y Arboledas, je! Y es que el coach me había dicho que hiciera 25 kilómetros, al empezar aún estaba demasiado oscuro, había partes del camino que no se veían y terminaba pisando uno que otro hoyo con el miedo de que me fuera a lastimar, afortunadamente eso no sucedió y a las 7 a.m. empezó a clarear el alba, como dije; en total 25 kilómetros en 02horas22min21seg. 

Pues así el entreno de esta semana, se viene la etapa más intensa, pero también la etapa en la que la preparación para la maratón pasara a las historia, muchas gracias por estar aquí y nos vemos en la próxima.

jueves, 28 de julio de 2016

DEPORTISTAS CIBERNETICOS


De repente y sin nada que hacer, tumbado en el sillón de la sala, observaba un programa de esos que para perder kilos y bajar de peso sin necesidad de hacer ejercicio.


Algunos incluso el lema era: “baja de peso en la comodidad de tu sofá” y se veía a una fémina recostada en el sofá con una faja vibradora.

También vi otro donde de pie, un aparatito manda vibraciones hacia todo el cuerpo y según esas vibraciones son las que hacen que tu organismo queme la grasa y fortalezca los músculos.


Y entonces a veces me pregunto: “será posible que de tan avanzada que va la tecnología algún día digan; “corra un maratón desde la comodidad de su sofá”.

Igual y al rato sale un aparatito donde tengas diferentes niveles y diga: “5k-17min”, “10k-34min”, “21k-01h12min”, “42k-02h30min” por decir algo, “usted solo escoja la velocidad a la que quiere correr desde la comodidad de su sofá”.

Siempre he pensado que esto del correr, no lo cambio por nada, y es que, los corredores somos demasiado afortunados cuando en plena actividad deportiva podemos admirar los paisajes que la naturaleza nos da, los amaneceres, las puestas de sol, eso de: “mientras tu duermes yo entreno”, cuando ves como poco a poco la vida citadina va despertando y tú ya casi acabas tu entreno, cuando de alguna manera con esto sales del mundo real para encontrarte contigo mismo y sentirte en otro mundo y bueno, con esto cargar la pila para el resto de tu día mundano.


Como decía anteriormente, la tecnología día a día juega un gran rol en nuestra vida diaria y en el correr ni se diga, hoy en día todo mundo es feliz publicando su entreno diario en Facebook, twitter y hasta blogs, (ahí te hablan titán, ja ja ja!!!).

Por ahí hasta reza una frase que dice: “entreno que no se publica no vale”, creo que esto no es tan malo si de alguna manera esto nos sirve para motivarnos e inspirarnos para seguir haciendo ejercicio y si aunado a esto, por ahí inspiras a alguien más a hacer deporte, súper bien.

Hoy en día gracias a la tecnología, podemos conocer de forma virtual a corredores de diferentes partes del mundo, saber como entrenan y hasta conocer lo que sienten, lo que piensan, lo que viven.

Claro que siempre hay que tener cuidado y no imitar o hacer lo que algunos hacen en cuanto a entrenos ya que como dicen; lo que es bueno para unos, puede no serlo para otros, todo entrenamiento siempre debe de ir de acuerdo a capacidades individuales y si es supervisado por un buen entrenador que mejor.

Y que decir de las “selfies” que en estos últimos años ha cobrado demasiada fuerza, para los que no sepan exactamente que son las selfies, se dice que es una autofoto pero realmente cobro mucha fuerza a principios del siglo XXI y se popularizo en la forma de autofotografiarse con celulares y publicar las fotos en las redes, se dice que nace de aquellos que son amantes a fotografiarse pero al estar solos y sin nadie que tomara la foto, empezaron a fotografiarse por sí solos, bueno, eso dicen, el primer espacio donde se empezó a popularizar esto fue en “myspace”, hoy en día tenemos Facebook, twitter y hasta Instagram.


Pues así esta esto de la tecnología, y tú, en cuanto quieres correr tu próxima maratón? recuerda que hay selfies al cruzar la meta.