viernes, 9 de junio de 2017

SUELTA LAS AMARRAS

Dicen que cada hombre tiene sus penas secretas,
aquellas que nos pueden llevar a desistir de algo,
pero ahí es cuando debe florecer el carácter
y darte fuerzas para hacer eso que te ayudara a salir avante.

No vale la pena dentro de días estar arrepentido
por eso que pudiste haber hecho y no lo hiciste,
suelta las amarras y navega fuera de tu zona de confort
así que has todo lo que puedas estés donde estés.


Va tomando fuerza el proyecto #VamosPorLaC aunque realmente no sé si este va a ser el bueno o el de Guadalajara, supongo que debe de ser el segundo pero ah como pesan los entrenos para llegar a ambos, y es que supongo que por el intervalo de tiempo que hay entre el primero con el segundo, ya no va a haber tiempo para hacer gran cosa para Guadalajara así que lo que trabajemos para la #MaratonCdMx es lo que nos llevara a la #MaratonGdl

Y bueno, permítanme platicarles de mi entreno semanal, el lunes tocaba “descanso activo”, con las 2 orejas que me había aventado el día anterior en el cerro de Calacoaya, sentía un poquito “tocadas” las piernas, pero nada pesadas, hago mis 30min de trote y posteriormente me avoco a hacer un poco de trabajo de fuerza.

El martes nuevamente trabajo de calidad, a eso de las 6:00 a.m. y una vez haber hecho el trabajo de “cajón”, hoy tocan 14(400), la verdad es que cuando piensas: “14(400), son un chorro”, pero siempre he dicho que aquí mismo, en este tipo de trabajo, cuando son un “chorro”, también es psicología pura ya que empiezas con uno y dices: “uh! todavía me faltan un montón” pero conforme van “cayendo” uno a uno y te vas sintiendo mejor, por que? Porque estas dominando la mente y a su vez el cansancio, bueno eso es lo que yo creo, total que los 400 me salen en promedio en 01min35seg. Al terminar y como aún hay un poco de tiempo, me animo a hacer unas cuantas abdominales.

A la mitad de semana, se habían suspendido las actividades en la oficina donde trabajo, entonces, miércoles, jueves y viernes estaba de vacaciones, pero como igual tengo que estar temprano en casa para llevar a mi beba a la escuela, salgo a entrenar temprano, es día de “ritmo”, como ya he dicho con anterioridad, es correr en 3 niveles, de más a menos o de menos a más, nunca he entendido ese término, el chiste es que debo empezar a un paso como de entre 5min y 5min30seg, para después subirlo a un paso de 4min30seg a 5min y cerrar con un paso de 4min a 4min30seg, el primer nivel son solo 5min, después 10, y el tercer nivel 30 o 35min, me salen aproximadamente unos 10k.

El jueves era día de cuestas, esta vez iba decidido a hacer las 12, no como la vez pasada, que por falta de tiempo no hice todas, y es que, otra vez tocaban 12 cuestas de 300 metros. Ya saben; para llegar a Arboledas, a la subida donde comúnmente hago el trabajo, me aviento 30min de carrera a un paso tranquilón, una vez ya estar en la subida de Iglesia, sin más me arranco, otra vez las hago como la vez pasada, en la esquina en lugar de seguir corriendo hacia el colegio Baden, doy vuelta a la izquierda, ahí la cuesta se torna más pesada, conforme va avanzando la mañana, para ser más precisos después de las 6, empiezan a llegar muchos autos y a estacionarse por ahí en la avenida, todos van al Baden, y así 11 veces subir lo más rápido que podía y regresaba despacio para recuperarme, y bueno, porque 11, porque estoy como a 3 kilómetros de casa y en el trayecto, ya para pasar a San Andrés, hay una subida de poco más de 300 metros, entonces con esta completo las 12.

Y así estaba por concluir una semana laboral y por casi completar otra semana más de entrenos, era viernes y solo tocaban 30min de trote y un 18(30”x45”), como hay un poquitín de tiempo, pues me aplico a hacer un poquito de trabajo de fuerza.

El sábado toca trabajo de pista y donde más que en la FES de Iztacala, al llegar ahí, el coach impartía la plática de cada mes, de lo que alcance a escuchar, la plática se trataba de que a pesar de los años, y aunque en velocidad ya no podamos superarnos, aun se puede seguir mejorando en la economía de carrera, y bueno, después de esto, el entreno del día, ya saben; protocolo de inicio y esta vez nos tocaban 10(600), en el grupo que he estado, solo quedamos, Erick, los dos Victors, y su servidor, de inicio “jala” Erick, después Lalo, después Víctor, después yo, y así nos vamos turnando para ayudarnos entre todos, al final solo quedamos Víctor y yo ya que Erick los hacía por su cuenta y Lalo ya había desistido.

El domingo y a razón de que el Team se había ido al nevado de Toluca, yo decido correr nuevamente hacia el cerro de Calacoaya, pienso que esta corriendo seguido en este cerro, me ayudara para salir avante de los 21k del día del padre. El día anterior el coach me había dicho que hiciera 02horas20min de distancia, pero ya en camino hacia el cerro y concretamente a donde esta la cruz, pensaba, “voy a subir, llego a la cruz, bajo, me voy al cerro que esta enfrente, regreso, de ahí vuelvo a subir al de la cruz, bajo y regreso a casa”, así lo hacía, la verdad es que al llegar al punto de subir por segunda vez al cerro de la cruz, la hueva me ganaba y quería desistir de ver todo lo que tenia que subir nuevamente, pero mi ímpetu gano y allá voy.




Bajo y digo: “todavía alcanzo a ir para acá” y corro otro tramo del cerro, después de esto, decido regresar a casa, aunque para esto momento ya ando por las 2horas10min, total que termine haciendo 02horas35min con un total de 22 kilómetros, para serles francos, supongo que por el entreno de ayer y lo de hoy, termine bastante molido, super cansado de las piernas pero que le vamos hacer, si esto es lo que nos gusta, solo espero llegar fuerte para el medio maratón del día del padre.


Pues así el entreno de esta semana, nos vemos en la próxima!


No hay comentarios:

Publicar un comentario