jueves, 15 de junio de 2017

PULIENDO LA ARMADURA

A veces intentamos crear un mundo aparte,
uno donde el paraíso duerme pacíficamente,
donde nosotros día tras día hacemos historia.

Que alguien me diga:
¿seguimos de esta manera?
quizás estos puedan ser los últimos momentos
de un trabajo con miras a conquistar nuestro objetivo
o igual puede ser el partir hacia otro nacimiento.

Con esto solo busco encontrar el camino
y así vivir otro día más de entusiasmos,
¿qué tal si Dios se pone en contacto con nosotros?
por lo menos que vea que me encuentro puliendo la armadura.


Aquí ando una vez más, a unos cuantos días para hacer acto de presencia en uno de los mejores medios maratones de México y quizás a nivel Latinoamérica, el del día del padre.

Pero antes déjenme contarles mi entreno de esta semana que paso, igual y ya sé que se torna un tanto repetitivo pero igual me gusta compartir con ustedes mis vivencias, lo que pienso, lo que siento en ese momento que utilizo para mí, aunque muy de madrugada, je!

El lunes iniciaba con un trotecin suaveson, ya saben; descanso activo, el trabajo del fin de semana me había dejado molido, así que había que recuperar y mas que ya teníamos otra semana de entreno.

El martes con el trabajo de “cajón”, me tocaban 16(400), aun las piernas las sentía “varadas” y con algunos dolorcillos en las pantorrillas, pero había que seguir, como dije; hago el trabajo de “cajón”, en un inicio pensé que ni siquiera me alcanzaría el tiempo para hacen tanto, pero pues como me gusta madrugar, desde antes de las 6 a.m. ya me encontraba trabajando, total que al empezar a hacer los 400, el primero me sale alto, a 1min35seg y es que las piernas aún no se recuperan, incluso al ir avanzando en los 400 sentía un pequeño dolorcillo en cada golpeo sobre el pavimento de la calle donde hago mis repeticiones.

Para el miércoles aun perduraba la sensación de cansancio en las piernas, creo que ya no estoy para estos trotes, je! pero bueno, había que continuar con el entreno, tocaba “ritmo” y salgo como a eso de las 5:45 a.m. con camino hacia Arboledas, esta vez tocan unos minutos más, y me prendo con la idea de llegar hasta los míticos Bebederos, allá en Arboledas, llevo tiempo que en estos días, lo que son los miércoles, no he llegado hasta allá, total me salen unos 12k de “ritmo”.

El jueves como a eso de las 5:30 a.m. me alistaba para salir, este día tocaba “circuito con pendientes” pero al asomarme llovizna un poco, la verdad es que aprovecho esto para flojonear un poco, aparte como ya he dicho con anterioridad, cuando voy a salir y esta lloviendo, prefiero no hacerlo, si la lluvia me agarra en el camino pues ya ni modo, la disfruto, pero salir ya con plena lluvia, no, y esta arrecio un poco más así que preferí regresarme a la cama y dormir unos minutos más.

El viernes ahora sí, el trabajo no es fuerte, 30min de trote y 18(30”x45”) ahí en Santa Mónica.

Con antelación el coach ya había anunciado que el sábado habría pesaje y una prueba en pista de 3000 metros, así que ahí en la FES ahí estaba el coach con su bascula en mano y sonrisa macabra, ja ja ja!!! No, ahí estaba para pesar a cada uno de los integrantes, yo salí con un peso de 63 kgs, si hasta eso, no estoy tan flaquito, y que luego nos tomaría la presión, que nos relajáramos sobre los tapetes, cual, si no’mas se me acerco y mis pulsaciones a 77ppm y como no, si nos esperaba la prueba de 3mil.
Total, armo 3 grupos para 3 hits y yo estaba en el primero y sin más, unas vueltecitas de trote y órale, a darle, y ahí nos tienen dando 7 vueltas y media para hacer los 3mil.
Dirán que puras excusas o pretextos, pero la verdad no me sentía al 100% de las piernas pero pues ahí estaba tratando de dar mi máximo aunque, yo era, si no el ultimo, de los últimos de este hit. El 3mil me termina saliendo en 11min38seg, pos no esta tan mal a mis años no, ja ja ja!!!






Después continuarían el 2do hit y el tercero, algunos ayudando con los apuntes.







El domingo tenía ganas de ir con el team, tocaba ir al Ocotal pero el sueño me venció y ya desperté como 6:15 y mejor decidí hacer mi ruta, casa, periférico, av. Popocatépetl hasta Balcones, bajar a av. Iglesia/Herradura, tomar hacia Atizapán, de ahí hasta los Bebederos y de ahí a casa, en total 2horas con 21.5 kilómetros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario