lunes, 24 de octubre de 2016

CIRCUITO OTOÑO


Estoy corriendo en la tierra,

y más allá de una puerta,

la cual no es ni entrada ni salida

porque no vivo aquí ni allá.

 

Hace días decidí recorrer este camino,

y parece que mi nombre ha desaparecido

de la lista de los que son elegidos,

y soy de los que existen porque me estas viendo,

pero al final no cuento en la lista del olimpo.

 

Y me pregunto que vine a hacer aquí,

puedo confesar algo?

tal vez porque me gusta estar dando vueltas,

siempre dos pasos por delante,

y sentir esa felicidad mientras corres hacia una meta.

 

Al final ya lo he demostrado,

que puedo correr tras mi objetivo

aunque no me lo hayas reconocido.



Cortesía de Asdeporte
 

Que tal amig@s corredores y no corredores!

 

Pos aquí ando una vez más para contarles mis vivencias de esta semana y que creen? Que ‘ora hasta competencia hubo.

 

Pero vayamos por partes, el lunes me levanto a temprana hora, ya saben; como 5 a.m. me pongo a hacer un poco de trabajo de fuerza, después salgo a hacer uno 20min de trote, casi nada, pero así lo marcan los cánones.

 

El martes tocaba trabajo fino, y después de hacer lo de “cajón”, ahí me tienen haciendo 12veces 300mts, las piernas las siento un poco “tocadas”, no sé si por el entreno del sábado o el del domingo de haber corrido en el cerro, total que los 300 de inicio me salen en 01min14seg para ir en descenso hasta en promedio terminarlos en 01min04seg.

 

Miércoles de madrugada, no sé si desistir del trabajo de fuerza, y es que, lo más recomendable según yo, es no hacer fuerza en la semana previa a una competencia, y decido anularla y solo salir a hacer lo que toca en este día, “ritmo”, y salgo a correr hacia mi ruta de Arboledas, me salen como 12kms en 55min.

 

El jueves estaba algo indeciso, aunque el plan de entreno decía claramente lo que tocaba, yo pensaba: “no será mejor que haga algo leve? no sé como solo trotar”, y así iba ensimismado en mis pensamientos de incertidumbre total que termino haciendo los 30min de carrera como lo indicaba el plan y después seguían 10cuestas de 200mts y pienso y digo: “solo voy a hacer 8” y así las ejecuto y después regreso a casa corriendo, ya lo he comentado con anterioridad que de ahí a casa son como 3kms.

 

Para el viernes si, la neta me dio un poco de flojera y mejor decidí descansar por completo, total, iba a competir el domingo.

 

Y EMPIEZA LA ODISEA.

El sábado decido ir a temprana hora por mi kit para la carrera del domingo, primero, porque estaba algo lejos donde lo entregarían, al sur de la ciudad, allá por Coyoacán, y segunda porque quería cambiar el nombre ya que el número se lo había comprado a una compañera del team que desgraciadamente y por lesión no podría correrla.

 

De las 7 a.m. que salí de casa, allá llegue como a las 8:30, voy al módulo de aclaraciones, les explico la situación y sin más me dicen: “no hay cambios de nombre, desde un inicio se estipulo que no se podía cambiar el nombre”, “pero miren”, les digo, “esta chica esta lesionada por ese motivo no puede correrla y es muy posible que yo obtenga pódium, entonces a mí no me lo van a entregar y ella, si corro  con su nombre, va a ser la primer mujer en cruzar la meta y por lo tanto será descalificada”, “no, no se puede cambiar el nombre, ni modo”.

 

Pregunto por Luis Pineda, persona que siempre que puede nos ayuda y que se encarga del cronometraje y estadísticas de las carreras, me dicen que no esta, que él no se presentara el día de hoy, por allá veo a una chica también del grupo de Asdeporte a quien también conocemos y nos conoce y le pido a ver si ella puede hacer algo, y me dice: “deja lo intento pero si ellos ya te dijeron que no, lo veo muy difícil” va y pregunta y de nueva cuenta, la respuesta es no, ni modo, un tanto desanimado recojo el kit y sin más regreso a casa. Creo que en estos puntos deberían de ser un poco flexibles y más que aún había inscripciones disponibles, creo que no les costaba nada cambiar el nombre del número 3131, pero en fin, bendita burocracia.

 

Por la tarde buscaba quien me diera un “raid” del equipo y amablemente Cris, se ofreció ya que éramos algunos de estos “lares” y la verdad, si nos quedaba un poco “colgado” el lugar donde sería la carrera, esta era por allá en el sur, en el Bosque de Tlalpan.

 

El domingo a eso de las 4:20 a.m. ya estaba alistándome para salir al punto de encuentro con Cris, a las 5 ya estábamos ahí Cris, Paquito y es que escribe, de ahí pasaríamos por Jad y su hija para posteriormente enfilarnos al lugar de la competencia.

 

Y sin más preámbulos, a las 6:10 ya estábamos allá, cosa chistosa es que el auto, lo fuimos a aparcar como a 100mts de la línea de salida, ja ja ja!!!

 

Nos enfilamos al guardarropa para esperar a los demás integrantes del team, en esto caso no serían tantos, por ahí llega el coach con su novia, después Genaro, Erik, Sandy, Fernando, Lalo, el coach nos indica que ya nos empecemos a alistar y que trotemos un poco, son 6:30, la carrera empezara, a las 7 a.m. salida para los de 5k y 7:10 salida para 10k.



 

Sin más quedo enfundado en la un tanto nueva casaca gloriosa “VO2max”, entrego mis cosas al guardarropa y empezamos con el trote, en una de esas hasta dentro del bosque, en el circuito de 800mts estamos trotando, aunque solo unos metros, unos “jaloncitos” y nos dirigimos al bloque de salida.

 

En el corral ya están los de 5k, 7 a.m. cuenta regresiva a partir de 10 y bang! pisteletazo de salida y allá van los de 5k.

 

Una vez esperar que saliera el contingente de 5k, dan acceso a los de 10k, por ahí algun@s retrasados de 5k que siguen pasando y es que, una vez avance el contingente de 10k a la línea de salida, si hay algún rezagado de 5, ya no podrá salir y tendrá que ir con los de 10.

 

7:05 nos hacen avanzar hacia la línea de salida, 7:10 de igual forma que los de 5, sin más preámbulos, cuenta regresiva a partir de 10, pistoletazo de salida y bang! Alla vamos.

 

Ya sabíamos que la ruta sería un tanto complicada por las subidas, dicha ruta muy similar a aquella que hace algunos meses vine a trotar en compañía de una amiga.



 

La salida es afuerita del Bosque de Tlalpan, en av. Zacatepetl, de ahí corremos hacia Periférico, es subida y el piso de adoquín, pasamos por debajo del periférico, seguimos corriendo en subida, al llegar al bachilleres, ahí es el retorno para los de 5k de los cuales ya habíamos alcanzado a algunos.

 

Los de 10 siguen subiendo por av. Llanura, llegamos a un camellón, av. Paseo del Pedregal se llama es de “columpios”, Paquito pasa a una velocidad endiablada, y es que, ha adquirido una rapidez, amén de que ya era veloz, veo como me pasa y como se aleja, a mis espaldas un sonidito de un reloj, sé que es Picco, otro que últimamente anda que no cree en nadie, y sinceramente, muchas veces decimos, “no compito contra nadie, compito contra mí mismo”, pero vamos sinceramente eso es solo un dicho, no estamos dispuestos a dejar que nos rebasen y si podemos aplicarle el “hachazo” al que va delante de nosotros, lo hacemos o no? Del otro lado del camellón se ve a los demás corredores que van, entre ellos varios de mis compañeros y compañeras quienes al paso animan tanto a su servidor como a Pico que ya viene pisándome los talones.

 
















Total que intento echarle los kilos y no dejar que me rebase mi compañero Pico, pero como dije; anda que no cree en nadie y una vez bajar subir en el camellón, tomar el retorno, volver bajar/subir y llegar de nueva cuenta a av. Llanura de aquí a la meta es pura bajada y estamos como por el km 5.5k, a la altura de Perisur ya esta a mi lado Pico quien me anima y dice: “vamos Titán echale!”.



 

Y por más que trato de ir con él, no, el anda fuerte y veo como empieza a sacarme ventaja, cruzamos periférico, y sin más, me tiro a morir con la idea de alcanzarlo, Rich nos anima a los dos y a mí me dice: “con él, si lo alcanzas, sueltate”, la gente aplaude el esfuerzo que estamos haciendo y varios se han dado de cuenta la lucha interna que sostenemos Pico y yo, o por lo menos yo de alcanzarlo que hasta me decían: “si puedes, si lo alcanzas”, estamos en av. Camino de Santa Teresa, solo resta un k para la meta, delante de nosotros va Emilio un excompañero de equipo y excelente corredor, digo para mis adentros: “por lo menos si no alcanzo a Pico, a Emilio sí”, y lo alcanzo y lo rebaso, a Pico ya lo traigo a tiro de piedra, como a 20mts, entramos al bosque y pues no, en esta ocasión ya no pude alcanzarlo y termino cruzando la meta en 40min30seg.

 

En esos momentos del lado derecho del arco de meta, tenían extendida la banda para la llegada de la primer mujer, sabía que por ese motivo, el nombre del número que portaba seria descalificado y yo en mi caso, también, es más, ni siquiera figuraba entre los corredores de la competencia.


 







Uno a uno van llegando los corredores y corredoras, entre ellos los de mi equipo, intercambio de impresiones, recoger el kit que esta vez ni bolsita nos dieron, “ahí esta la fruta tomen lo que gusten”, una bebida isotónica, agua y medalla.

 

Voy al guardarropa, me cambio, esperar los resultados, y no por mi porque desgraciadamente y por lo que comente yo no figuraba y sabía que mi numero seria descalificado, pero por los otros compañeros que existían posibilidades que ellos si obtuvieran pódium y así fue, el coah figuraba 3ro de su categoría y Pico 2do en la suya, muchas felicidades campeones, el coach dando muestra de su capacidad y predicando con el ejemplo, Pico, nombre hermano, estas hecho un crack, felicidades.



 

Por la tarde y al revisar los resultados, efectivamente, mi numero estaba descalificado y haciendo la comparación del resultado del 3er lugar en mi categoría (45-49), yo con el tiempo que hice; ese 3er lugar me correspondía a mí, pero gracias a la burocracia de los organizadores de esta carrera, no figuraba en la competencia, en fin ahí se los dejo de tarea.








Como punto final, la verdad es que esta carrera no me dejo del todo contento, y no porque no me hayan querido cambiar el nombre de mi número, el piso en la ruta la verdad  no esta muy bien que digamos, el hecho de salir y correr en adoquín no es de lo más sabroso que se pueda decir, uno que otro bache en el camino, al final la entrega del kit de recuperación ni en una bolsita y los voluntarios: “de ahí tome lo que guste”, la medalla parecía que te la aventaban, ah! Y al final la fea música que amenizaba el evento, de esas de las del santo o para surfear, ja ja ja!!! Creo que algunos si no es que muchos quedaron decepcionados de esta organización, espero lo tomen en cuenta para la de invierno la cual, sinceramente no pienso correr.



 

Muchas felicidades a tod@s l@s participantes, a mis compañer@s de equipo y gracias a ti que estas del otro lado del monitor leyendo esto, nos vemos en la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario