martes, 5 de enero de 2016

LA SAN SILVESTRE MEXICANA

Se acerca el fin de año,
y no es momento de sentarse a esperarlo,
porque no corremos a encontrarlo?
ahora que tenemos las posibilidades
y quizás en nombre de aquellos que ya no llegaron.

Día tras día la vida nos depara,
ratos de alegría y momentos osados,
a veces la felicidad esta al alcance,
solo hay que correr tras ella,
este puede ser uno de ellos,
cuando cruces la meta
y disfrutes de este reto.


Ya es tradición, cada 31 de diciembre, en varios países se lleva la tradicional carrera, “San Silvestre”, y México no es la excepción.

El día jueves 31 de dicho mes, iniciaban mis vacaciones en el ámbito laboral, solo unos cuatro días y para no andar con las prisas de que debía de ir a trabajar.

Ese día, a eso de las 4:30 a.m. ya estaba de pie alistándome para cerrar el último día del año corriendo unos 10 kilómetros.

El día anterior ya había ido a recoger el kit ya que me quedaba como a 10 minutos de donde trabajo, allá por el museo del Cárcamo, en la 2da sección del Bosque de Chapultepec, este solo constaba de camiseta manga larga y el numero con chip integrado, a mi me había tocado ser el “7856” de 8mil números.


Pero bueno, a eso de las 5:45 salgo con camino hacia el evento, estaba indeciso por donde irme; “por este lado posiblemente no pase la pesera que va a Chapultepec”, “es más fácil que en Periférico pasen”, así que tomo rumbo hacia allá, aunque si me queda un poquitín retirado.

Total que al museo de antropología llegue como a eso de las 6:15 a.m. ya se veían algún@s corredor@s por ahí, algunos cambiándose, otros ya hasta “calentando”, algún@s de mis compañeros ya se encuentran por ahí, me enfundo en la gloriosa casaca del equipo, entrego mis cosas al guardarropa y le comento al coach que ya me voy a acercar a mi bloque de salida, esta será en varios bloques, los primeros saldrán a las 7 en punto, el segundo bloque a las 7:05, y asi sucesivamente. Paco y Marianita, compañeros de team traen el brazalete de las 7 y ahí estamos en el primer bloque de salida.

Palabras del “Sr. Micrófono”, que que bueno que cerramos el año corriendo, que es la ultima del año, en fin, palabras mas palabras menos, entre el mundanal de corredores, dos chicas integrantes del evento y de la marca “Sport City” dirigen el calentamiento, minutos después se dejan escuchar las notas del himno nacional mexicano, cuenta regresiva a partir de 10 y bang! allá vamos.


La salida fue sobre av. Reforma, a un costado del museo de antropología e historia, en Chapultepec, de ahí corrimos hacia lo que es la fuente de la Diana Cazadora, en este tramo es bajada, y muchos se descuelgan al son mayor, yo no pude ubicarme hasta el frente y tarde como 30 segundos en cruzar la línea de salida, me sorprendió un poco que al inicio no tenía a tantos corredor@s al frente, pero una vez iniciada la carrera, no sé de donde salieron tantos que me costaba trabajo agarrar mi “ritmo”, serian todos los que corren de “bandidos”.

Fue hasta como después del kilómetro 3 cuando pude empezar a correr libremente, de la fuente de la Diana emprendemos el regreso, alguien por ahí dice: “ahora a subir”, y es que si, el regreso, no es tan pronunciada la subida pero al final es subida, vamos por todo Reforma, del otro lado se ven los que van, entre ellos se empiezan a escuchar gritos de aliento para los que ya vamos de regreso, algunos algo así como: “vamos Titan!!!”

Llegamos hasta la calle de Chivatito, de ahí subimos a donde la entrada del bosque de Chalpultepec, o salida.

Ya me encuentro a tono y estoy corriendo bien, por ahí va Paco, lo invito a que “jale” conmigo, lo hace, alguno que otro corredor también se pega a mi “ritmo” y ahí va, a veces me ayudo de alguno, a veces ayudo alguno, y es que al final de eso se trata que no, de convivir con nuestros hermanos los corredores.

Pasamos por el lago, a veces pensamos o nos dejamos ir con la idea de que correr en el adoquín alentara mi paso, y posiblemente así sea, pero esta vez no me quiero presionar, si sale un buen tiempo que bien, si no, pues ni modo, al final quedo en que di lo mejor de mí.

Volvemos a retomar camino hacia lo que hace unos minutos fue entrada y en estos momentos se convierte en salida para los que ya vamos, los que apenas están entrando animan sin distinción alguna a todos los corredores, realmente esto es una fiesta del running.


Salimos a Chivatito nuevamente, llegamos a Reforma, y ya ahí a unos cuantos metros, 500 o más se encuentra la meta, me animo y me alisto para hacer mi “cierre” final, el cierre del 2015, decía mi madre que en paz descanse: “lo que haces el ultimo día del año, eso es lo que harás en el siguiente”, y yo quiero seguir corriendo durante todo el 2016 y bueno, durante muchos años más.

Osvaldo, otro compañero de team y quien día a día se esta convirtiendo en un gran corredor va delante de mí, y sinceramente voy a la caza, pero pues no, me faltaron piernas para alcanzar al chamaco quien por cierto hasta pódium saco, felicidades amigo, sigue así y veras que llegaras muy lejos.


Termino cruzando la meta según mi crono y tiempo chip en 39min40seg quedando 21 de la categoría master, y 81 general.




Pues así fue mi despedida del 2015 en el ámbito del running, nos empezamos a alistar para un nuevo proyecto que nos hará pisar tierras europeas.

A los que estuvieron presentes, espero que su objetivo se haya cumplido, muchas gracias a los que a mi paso me brindaron unas palabras de aliento, y aunque un poquito tarde, feliz 2016.
Después de cruzar la meta, pasar por el kit de recuperación que esta vez consistía en bebida isotónica, agua, mandarina, plátano, playera de “finisher” y medalla.

La ruta me gusto bastante, tiene su grado de dificultad pero al final podríamos decir que es plana.
Por el momento me despido, espero verlos pronto, un abrazo y hasta la próxima!!!

1 comentario:

  1. Felicidades amigo y máster titan , ahí anduve, aunque esta ves no te mire , muchos saludos e igual feliz 2016

    ResponderEliminar