jueves, 14 de marzo de 2013

EL MARATONISTA NUMERO UNO DEL PLANETA



Hace algunos días, cuando nos dirigíamos a la Pila para hacer nuestra "largada dominical", Carlos que dice: “ya vieron el vídeo de Dionisio Cerón en Gotemburgo? lo acaban de colgar en la red”, y bueno, como una de las ideas es dar a conocer a nuestros atletas mexicanos de antaño, que mejor momento que hablar de Dionisio Cerón, he de serles sincero, ni yo conozco a muchos corredores de antaño ya que realmente apenas voy para siete años corriendo y he ido aprendiendo conforme a la marcha.

El mexicano Dionisio Cerón fue considerado el mejor maratonista del mundo en la década de los 90, lo ganó todo, fama y dinero, pero fue víctima de esos tantos casos raros que se dan en la vida de un deportista:  no probó la gloria olímpica, jamás pudo ganar una medalla, pues falló en Barcelona 92 y Atlanta 96, lo cual decepcionó a muchos amantes del atletismo y aficionados en general.

Tras consagrarse como el mejor corredor de ruta en 1990 (sólo perdió dos de 14 competencias), Cerón Bizarro ganó tres veces el Maratón de Londres (1994, 1995, 1996) y la medalla de plata mundialista en Gotemburgo 95.

Otras grandes victorias las tuvo en los Maratones de  Beppu-Oita (1992), Rotterdam, Fukuoka y Ciudad del México (1993). Anteriormente, impuso récord mundial de medio maratón, fue el 15 de septiembre de 1990, en Filadelfia (1:00:46 horas).

Por sus logros, en 1993 y 1994 fue designado el maratonista número uno del planeta por la legendaria revista “Track and Field News”;  en 1994 y 1995 recibió el “Tenis Dorado” que entrega la Asociación Internacional de Maratón por ser el corredor más constante del  mundo . Es el único atleta en cronometrar por debajo de 2:09 horas en cinco años consecutivos (1992-1996).

“A lo mejor me falta esa medalla olímpica, pero para mí es igual de importante la de plata que gané en el Mundial de Gotemburgo, sobre todo porque esta competencia es cada dos años y los rivales mantienen más fácilmente su nivel competitivo. Tal vez decepcioné a mucha gente, pero no me importa, jamás corrí para ellos, sólo lo hice para mí porque correr es lo más grande que pudo darme la naturaleza”.

Cerón, quien nació el 9 de octubre de 1965 en un pueblo humilde mexiquense llamado Mazahua, recordó sus derrumbes olímpicos. “Siempre fui un corredor de cierre ciclónico, nadie me superaba en los últimos siete kilómetros, pero en Barcelona, cuando llegué al 35, me desplomé, y cuando desperté lo hice arriba de una ambulancia. No recuerdo nada. Para mí fue muy difícil competir a nivel del mar, nunca lo había hecho”.

Dionisio prosiguió la charla al mencionar que tras la medalla mundialista se retiró por problemas familiares muy fuertes y no entrenó en forma. “Yo quería renunciar a los Juegos de Atlanta, y un día antes de hacerlo quería decírselo a mis hijos Citlalli y Dionisio, pero se me adelantaron: Papá, no importa el lugar que llegues, para nosotros será oro. Terminé en el 15, pero corrí para demostrarles lo tanto que los amo”.

Pero el ex maratonista, hoy en día dedicado a la fabricación de ropa, bordados y zapatos tenis, tiene más momentos agradables en su memoria, que fracasos. “En Londres me tratan como en mi casa, los organizadores del maratón me presentan como su gran campeón, y muchos corredores de la actualidad, dicen que soy su ídolo, solo por los videos de mis carreras, eso le consta a mi hija”. 

En cierta ocasión, Cerón fue invitado de lujo para las festividades del 25 aniversario del Maratón de Londres, y en reconocimiento a su trayectoria y la buena imagen que le dio a la competencia, le obsequiaron un gran reloj “que lo llevo a todos lados” comento.

A finales de los años 90 se dedicó a entrenar jóvenes, pero los abandonó por la falta de mentalidad triunfadora. “Me desesperó que prefirieran correr por tres pesos, que en una carrera de mayor bolsa, según ellos porque era más fácil ganar”.

“Pero finalmente los entendí, ya que muchos de ellos me comentaban que no tenían dinero para terminar la semana y sentían que era mejor ganar dinero fácil, que no tener nada en la bolsa en una competencia contra las grandes figuras. Como no coincidíamos, pues mejor me dediqué a mis negocios”, concluyó.  



FUENTE:  COMITÉ OILIMPICO MEXICANO

Hoy en día se le puede ver en las competencias corriendo a un muy buen nivel.

Y bueno pues que mas que rememorar ese momento de Gotemburgo que por cierto, mi amigos españoles recordaran muy bien por ese gran corredor también de antaño

 


8 comentarios:

  1. En aquella época tenía mucho mérito, esta gente entrenaba sola, no había dinero, no había medios, y conseguían mejores marcas que hoy. Es un maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que aun la tecnologia no nos invadia de lleno, viviamos en un ambiente rural y eso fue lo que hizo que tuvieramos buenos atletas. Definitivamente, como bien dices; un maestro y aun hoy en dia, mantiene un buen nivel en las competencias.

      Eliminar
  2. Es increíble como pueden ser de humilde algunos deportista al llegar a pensar en la gente que han decepcionado por no ganar unas olimpíadas con un curriculum como el suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al final, esa gente no apoya como debia ser al atletismo, aqui en Mexico no da para vivir dedicarse a esto, es por eso que algunos, como el caso de Arturo Barrios, decidicidieron correr a nombre de otro pais donde si es amado el atletismo.Como dice Gonzalo, un maestro, un grande!!!

      Eliminar
  3. Magnífica la historia de un gran grande.

    En Barcelona no pudo, pero en la siguiente competencia aún quedando el 15 sufrió por el amor de sus hijos, y ellos le reconocieron como oro y eso es lo más grande.
    salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay veces que tienes motivos muy grandes para hacer lo que haces; y quizas no ganes la carrera pero para esos que te apoyan y estan contigo, siempre seras un campeon y eso es lo que vale la pena, cito unas palabras de una leyenda musical que nada que ver, pero de todo se aprende, el gran Jose Alfredo Jimenez: "El dinero no se ni donde lo deje, pero sus aplausos, esos me los llevo conmigo hasta la tumba y ya nadie me los quita", y eso es lo padre, el reconocimiento de la gente. Un abrazo mi buen David, "el mas matraca"

      Eliminar
  4. Fue una gran época, aún no había explotado el filón africano y mexicanos, italianos y españoles dominaban el Maratón, nosotros teníamos un grupo fabuloso de gente con Abel Antón, Fiz, Juzdado, Roncero, Diego García, Rey....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Miguel, una gran epoca, ver el video, me enchina la piel, ojala y vuelvan esos buenos tiempos, al final, Kenia no es invencible y ojala vuelvan a surgir camadas de buenos atletas.
      Un abrazo hermano.

      Eliminar