miércoles, 22 de agosto de 2012

ANIMALES RUNNEROS



Resulta que de aquel comentario que hice hace algún tiempo en facebook relacionado a otro que hizo mi gran amiga Isabel Chumillas, levanto algo de revuelo entre la banda y algunos me pidieron que porque no escribía algo relacionado a ese tema.

La verdad es que al momento se me hizo un poco complicado; “de que forma puedo escribir, hablando de los animales y asociarlo al running?”, pensé.

Pero bueno, la idea no se me hacía tan loca, era cuestión de analizar y pensar, y bueno, a ver que les parece.

Déjenme partir del mismo facebook donde mencione a los “nahuales” o “naguales”, se dice que era un elemento de un individuo que se consideraba un vinculo con lo sagrado, el concepto se expresa en diferentes lenguas significando algo similar a “interior” o “espíritu”, estos eran seres de la mitología indígena donde se dice que tenían la capacidad de transformarse en elementos de la naturaleza o animales, comúnmente en perros, pero eran perros grandes, algo así como mastines, por ese hecho, eran asociados como entes del mal, perros que salían a la media noche y acompañados de la oscuridad, se robaban a los niños, ja!!! esos eran cuentos que contaban los abuelos a los niños para que se portaran bien, aunque por lo tradicionalistas, muchos adultos aseguraban que eso era cierto.


Creo que ya la mayoría sabe que el animal más rápido del planeta, no, no es Bolt, ja ja ja!!! no se vaya a enojar el Usain, es una pequeña broma estudiantil, pero el animal más rápido del planeta, es el guepardo o chita pudiendo alcanzar una velocidad de 113km por hora (bueno, enfocándonos a lo terrestre).


Pero como decía al inicio, ahora como lo asocio con el running, bueno, la asociación ya esta, mas bien, como lo relaciono a los humanos.

Pues bien, no se si les ha pasado, si en sus ratos de divagación, se han sentido asociados con algún animal, inclusive se dice que si la reencarnación existe; podemos reencarnar en un animal o en otra vida posiblemente éramos algún animal.

Hace ya muchos años, una amiga me dijo: “sabes que, al momento que me mirabas, al sentir tu mirada, te sentí como que no eras tú, sentí como que era un águila la que me miraba”, y varias gentes me han dicho que tengo mirada de águila (en serio, no se burlen).

No se si a ustedes les ha pasado, pero hay ocasiones que hay escenas de la vida, donde se piensa: "esto como que ya lo viví, pero no como soy en este momento, lo viví en otro cuerpo", pero bueno,  ese es otro tema a tratar y me estoy desviando de la idea central.

Pero a poco no les gustaría ser como algún animal veloz, díganme la neta, al momento de estar corriendo por el bosque no se han sentido como un tigre, bueno quizás algunos sean tigres en otro lado, pero estamos hablando de correr, no les gustaría tener la elasticidad que tienen los felinos para correr libres por la naturaleza.

Cuando corren alrededor de la pista, sin que se me vayan a ofender, pero a poco no se han llegado a sentir como esos galgos veloces??


Hace tiempo publique la entrada: "Nuestros hermanos menores" y ahí me enfoco a que debemos de amar a los animales, y la verdad, es que es súper padre verlos en su hábitat, ver como se comportan y a nosotros que nos late correr, verlos corriendo.

Este si es un pura sangre no como el Titán del Asfalto, je je je!!!

Por ultimo, la verdad, quede encantado con lo que me dijo Isabel: "Eres un animal nocturno que duerme lo justo y corre con la luna, como los lobos", y si, de repente así me siento, como lobo corriendo en la oscuridad acompañado de la luna, corriendo libre, a veces, siendo un lobo en la ciudad, a veces siendo un lobo en el bosque.


Y como dije; esto no es del tanto muy loco ya que recuerden que hace años, las tribus de indios que habitaban las tierras norteamericanas, algunos de ellos, comúnmente los hombres, tenían nombres de animales: "Aguila Descalza", “Toro Sentado”, “Oso Negro”, “Lobo Blanco”, "Caballo Loco", etc. Y es que al ponerles esos nombres, era como que iba a identificar a la persona en su carácter, en su personalidad.


Según algunas tradiciones, se dice que cada persona al momento de nacer, tiene ya el espíritu de un animal que se encarga de protegerlo y guiarlo.

De acuerdo a la misma tradición, es fácil reconocer a un nahual por la mirada de inteligencia de algunos animales, que acusan la verdadera naturaleza de la criatura. Por otro lado, existe un cierto riesgo para los que tienen la capacidad y abusan de esta práctica: una persona que se transforma en su nahual con demasiada frecuencia, se verá afectado poco a poco por su lado animal. Irá perdiendo poco a poco su inteligencia humana, mientras que ira hablando cada vez menos, y con un tono gutural. Al final, se vuelve en un ser completamente instintivo, que come carne cruda y vive gruñendo, (a "chirrion" sera que por eso cantaba Death Metal??), usualmente vagando en los montes. Algunos afortunados pierden el contacto en medio de una transformación, por lo que pueden vivir el resto de su vida como los mismos, sin recordar que fueron humanos.

En muchas de las grandes ciudades, los habitantes ya ni siquiera se preocupan por sus nahuales, y viven sin contar con su supuesta guía espiritual. Sin embargo, en muchas de las zonas rurales es una aparición muy real para los lugareños, y muchos todavía se santiguan cuando escuchan un aullido a mitad de la noche.

Así que si alguna vez llegas a escuchar un aullido por la madrugada y te erice los cabellos y te ponga la piel de gallina, no te espantes, es el Titán del Asfalto que esta haciendo repeticiones de mil a la luz de la luna, je je je!!!!

4 comentarios:

  1. Qué buena entrada, me ha encantado. Pese a vivir en la gran ciudad, trataré de seguir cuidando mi nahual. Tal vez lo de mi pasión por correr por montaña tenga una explicación... jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada Celina, muchisimas gracias, pues si, al fina creo que tenemos en nuestro interior algun animalito con el que nos identificamos y como bien dices; hasta podrias ser una gacela en pleno bosque.
      Recibe un gran abrazo y un beso.

      Eliminar
  2. Pues te a salido de lujo tu exposición de los animales y los runner... ya que estamos metidos te diré que yo soy un poco cabra montesa "no no por los cuernos", por lo que me gusta subir a la montaña y bajar como una cabra loca.
    Un saludo amigo Titan, perdona pero estoy bastante ocupado por el trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias "Abuelo Runner", seguro que si, eres una cabra o mas bien, una gacela hermano, eres un crack.
      Fijate que yo ando igual, estoy un poco apenado pero hace algunos dias cambie de trabajo y me queda un poco mas lejos de casa, salgo temprano y regreso ya noche y la verdad queda muy poco tiempo entre entrenos y nevegar en la red, pero ni modo, hay que ganarse la vida.
      Recibe un gran abrazo hermano y muchas gracias por estar aqui.

      Eliminar