miércoles, 23 de noviembre de 2016

LA CARRERA DEL PUEBLO


Y entonces el calor se reduce

en estos días de gélido invierno

para abrazarme con su manto frio

y mantenerme en el camino oscuro

al cual fui elegido a recorrer.

 

Oh sol espero pronto llegues

y no te desvíes hacia otros caminos

para que calientes un poco los sueños,

que perpetúan en el fondo de corazones

adormilados por tantas experiencias vividas.

 

Por lo tanto en este momento,

y hasta que lleguen las posadas,

correré en la fiesta del santo,

como sencillo homenaje a el

y a este frio invierno que nos abraza.


 

Pues aquí de nueva cuenta aguantando estoico los fríos invernales que se han desatado en estos días por mi rumbo.

 

Una vez más aquí estoy para narrarles mis fríos entrenos matinales, matinales, más bien de madrugada.

 

Y como todos los lunes, iniciaba a eso de las 5 a.m. con un poco de trabajo de fuerza, después, a las 5:45 salgo a trotar un poco ahí en Santa Mónica, el frio es fuerte, estamos como a 9°.

 

El martes toca “trabajo fino”, 20min de trote, el movimiento articular y de nueva cuenta tocan 12(400x100), los 400 me salen en promedio en 01min35seg.


 

El miércoles “ritmo”, realmente no es mucho, ah! Pero un poco antes ya saben; el trabajo de fuerza, voy hacia Arboledas, son solo 45min a 3 niveles, al final terminan siendo 55.


 

El jueves de nueva cuenta un poco de fuerza, el frio se siente fuerte, ni dan ganas de salir de la cama, los cristales de la ventana empañados por el frio invernal y al final me decido, hoy tocan “circuito con pendientes”, y subo hacia Balcones, allá arriba el frio pega más en mi cara pero aguanto estoico, bajo hacia Arboledas, al módulo de policía y de ahí emprendo el regreso a casa.


 

Por la noche y al salir a comprar algo para cenar, en un puesto de tacos ahí esta un letrero en cartulina que dice: “Participa en la carrera de Cristo Rey este domingo 20 de noviembre”, y es que en este fin de semana será la fiesta del pueblo, cuando recién empezaba a correr, ya aguantaba como 3kms, recuerdo que esa vez dije: “si ya aguanto 3 vueltas en el camellón de Santa Mónica, esta debe de ser como una vuelta, si la aguanto”, me inscribo, se llegó el día de la carrera, la corrí, ja! pero llegue casi muriéndome y es que, la carrera es como de 2kms.

 

El viernes después de hacer un poco de trabajo de fuerza, salgo a hacer 20min de trote y 14(30”x50”), después regreso a casa al trote.

 

Para el sábado voy a la pista de la FES, y después de hacer el trabajo de inicio, el coach toma su bitácora para asignar el trabajo y me dice: “Titán, por ahí me entere que vas a competir mañana” y es que andaba como:


 

Le contesto: “si coach en la del pueblo pero es chiquita, de la Iglesia al quiosco de San Andrés”, “entonces vas a entrenar normal?”, “si”, le contesto y a un grupo integrado por Alemao, Paquito, Rick y un servidor nos asigna; 3(400x100,300x100,200x2’,500x100,400x100,300x4’), la temperatura ha ido descendiendo el frio cala machín e incluso hasta una brisita de agua golpea mi rostro, pero #NiQuienSeRaje por ahí hasta bromeaba.


 

La verdad es que a la tercer serie; ya no podía, e incluso cada intervalo ya me salía segundos más altos, pero pues ahí continuaba por orgullo ante Paquito y Alemao que son unas gacelas.

 

Y el domingo, era la carrera del pueblo, ya saben; de las clásicas “moleras” y díganme si no, pero dejen les cuento:

 

La iglesia de Cristo Rey, esta a una cuadra de donde vivo, la cita era a las 7:30 a.m. a eso de las 7:45 voy hacia allá.


 

Solo hay como 3 o 4 corredores, ahí están los que la organizan, no hay nada, no hay arco de salida, mucho menos de meta, no hay patrocinadores, no hay edecanes, no hay amenizadores, es más ni siquiera hay números, mucho menos chips para cronometrar el tiempo.

 

Como comenté previamente; la carrera es chiquita, de la iglesia de Cristo Rey al quiosco de San Andrés, en ese momento comentamos que son como 2k o un poco menos.


 

Una señora por ahí que no pudo inscribirse, que si todavía hay inscripciones, diablos, si no hay ninguna mujer inscrita, se inscribe y empieza a calentar y a cotorrear que la dejaron sola y trata de animar a las féminas que se encuentran y pasan por ahí, más ninguna se anima.

 

El nuevo párroco de la iglesia ya anda por ahí, a eso de las 8:10 dicen: “ya acomódense para dar la salida”, “no que espérense, que falta uno, que fue al baño” y a eso de las 8:20 y a la cuenta regresiva de 10, 9, 8……..3, 2, 1, salimos en friega.


 

Un vecino conocido como el “wats”, lo que es la tecnología no, hace años le decían “el oaxaco”, no la mini avalancha de corredores ni tiempo le da para montar en la bici, se sorprende y dice: “ah cab@#$%&” el de la motocicleta arranca detrás de mí, y es que, al ser una distancia muy corta, luego luego salí con el cuchillo entre dientes, metros adelante, en una cuadra, el camión de la basura atravesado obstruyendo el paso en la avenida, subo a la banqueta para librarlo, y es que no hay tiempo para miramientos, y así avanzo aproximadamente unos 800 metros, lidereando la carrerrita del pueblo, pero me da caza un corredor, un chico alto, y por más que intento pegármele, no’mas no, trae mejor paso, llegamos al quiosco, el de la motocicleta ahí nos indica que es vuelta en “U”, detrás de mi viene un corredor que se ve trae buen paso, el que había ido al baño en un momento me alcanza y me rebasa, metros adelante escucho a un corredor amigo de él que apenas viene que le dice: “muy bien flaco, así hasta el final”, intento darle caza y que no se me vaya y acrecenté la ventaja, es el regreso pienso, tírate a matar, total solo es un km.

Me le emparejo, aprieto más el paso y empiezo a rebasarlo, pensé que “jalaría conmigo” pero no, empiezo a ver los puestos de la feria, estos me sirven como referencia y motivación para pensar que solo es llegar hasta ellos y que por ahí esta la meta imaginaria, el primer lugar me lleva una ventaja como de 200 metros, un señor me dice: “si lo alcanza jefe, ya va tronado”, paso por la tienda de mi cuñado quien con una cuñada y mi esposa me animan, solo faltan unos 300 metros y “cierro” con la idea firme de que no me alcance el tercer lugar, en la meta imaginaria, a cada corredor que llega le ponen un lasito simulando el cordón que rompe el corredor que gana la carrera y al final termino en 2do lugar con un tiempo de 7min35seg y una distancia de 2.163 metros.

 

Y así uno a uno van llegando los corredores y la corredora que participaron en la mini carrerita de la fiesta del pueblo.

 

Posteriormente se realizó otra carrera, esta ya solo de unos 400 metros entre dos chicos y una chica como de 13 o 15 años y otra para los peques.

 

Por último la premiación de forma muy rustica, esto solo para primeros y segundos lugares, al primer lugar se le dio una medalla, hasta eso, la medalla estaba bonita, acompañado de un balón, a los segundos lugares un balón, para premiar a los pequeñines corrieron a comprar unos jueguetitos, en mi caso y al quedar en segundo lugar, me toco mi balón de la 1ra división, je!


 

Pues así mi semana, y a ustedes que tal les fue?


No hay comentarios:

Publicar un comentario