martes, 8 de noviembre de 2016

CANSADO Y ENROJECIDO


Veo el papel donde denota velocidad pura

y jalo el gatillo de una pistola imaginaria,

para masacrar mis piernas y brazos,

con las vueltas y vueltas a la pista

hasta que mi organismo quede exhausto.

 

Por un momento quedo cansado y enrojecido,

dando en las repeticiones mi último aliento,

escucho el chillar de mis pisadas sobre la arcilla,

que acolchona el circulo ovalado del campo,

y cuando siento que ya no puedo más,

voltios imaginarios recargan mis pilas para continuar.



 

La verdad es que estamos en los meses finales del año, a veces pienso; “y pa’que tanto entreno si ya estamos terminando el año, mis objetivos fuertes ya pasaron”.

 

Pero pues igual aún faltan carreras de 10k y supongo que aparte con el trabajo que me indica a realizar el coach, es para despertar la velocidad, espero.

 

Y bueno, aunque esto sea muy repetitivo, recuerden que las repeticiones son la madre de la perfección, ja ja ja!!!

 

Para iniciar la semanita, arrancaba el lunes desde muy tempranito haciendo un poco de trabajo de fuerza, después solo 20min de trote en Santa Mónica.



 

El martes, y no sé si recuerdan que la semana en este caso antepasada, les comentaba que estaba dudando lo del trabajo de pista en sábado hasta que el buen Edson me dijo que eran metros, esta vez y una vez finalizado el trabajo de “cajón”, ah! es que déjenme decirles que para ir calentando me fui corriendo hasta Arboledas es que, por el trabajo fino de ese día, como que se presta más el circuito de Arboledas, así que hacia allá me dirigí, una vez hecho el movimiento articular, me tocan 3(3’x1’, 2’x1’, 1’x1’, 2’x1, 3’x3’), ah cabron! si eran minutos, iba a estar rudo el entreno, así lo decido, manejarlo como minutos y ahí me tienen de Valle Dorado lanzándome 3 minutos a tumba abierta, como dicen los blogueros españoles por 1 minuto de recuperación, 2 minutos rápido por 1 minuto de recuperación y así sucesivamente, la verdad es que seguía pensando; “es mucho, y si nada más hago 2 series”, llego a los Bebederos y emprendo el regreso, llegando a la mitad del circuito, al módulo de Policía, “inguesu” digo, vamos por la tercera y ni quien se raje, decido regresar a los Bebederos y de ahí regresar para hacer las 3 series, la verdad bastante rudo, una vez finalizadas las series regreso a casa trotando en un tramo de 3k.



 

Por la friega del martes, hasta me dolían las piernas, pero había que continuar con el entreno, y para el miércoles una vez haber hecho un poco de trabajo de fuerza en casa, toca “ritmo en 2 fases” y de nueva cuenta corro hacia Arboledas, esta vez me salen 12k.

 

Jueves “circuito con pendientes”, 60 minutos, y a eso de las 6 a.m. ahí me tienen subiendo hacia Balcones, debido a que atrasamos el reloj una hora hace unos días, prácticamente a las 6 de la mañana ya esta clareando el día, hago el circuito de Iglesias y regreso a casa igual por Balcones, unos 10k suman para la cuenta.

 

Ya para el viernes, aunque yo me sentía con ánimos para seguir con el entreno, esta vez las piernas no querían responder, son de esas veces que sientes pesadas las piernas, que quieres aplicarte y no mas no, aunque como bien saben; en este día ya es “leveson”, solo 30min de trote y 14(30”x50”), ahí en Santa Mónica.

 

Como todos los sábados, este día tocaba entreno en la pista de atletismo, en compañía del equipo VO2max, se hace el protocolo de inicio diría el coach y otra vez toca el entreno del sábado pasado, se forma el grupito de Alemao, Cesar, Paquito, Ro Picco, Richard y su servidor, puf! pura gacela, nos toca: 3(300x100,200x100,100x2’400x100,300x100,200x2’,500x100,400x100,300x4’)+3(800x2’) nos arrancamos con la primer serie y al terminar la primer “escalerita”, la de 300, estoy confundido y yo digo que solo son 100metros de recuperación y Alemao dice que no, que son 2’, solo descansamos 100metros y nos arrancamos con la segunda “escalerita”, de pasada Alemao va y checa la bitácora del entreno y efectivamente, son 2min de descanso entre cada “escalerita”, total que ahí andábamos, vuelta tras vuelta en la pista, algunos metros rápido, algunos despacio.








 

Llega el momento en que te dan ganas de claudicar, de ya dejar de estar corriendo a un ritmo que sientes que tus piernas se doblan y te falta el aire, pero dice mi team “ni quien se raje”, y para rematar échale otros 3(800). Al final me diría el coach: “este es entrenamiento especial para gente especial”.

 

Para el domingo debía de estar en casa tempranísimo, en un momento estuve tentado a no salir a correr pero dije: “vamos, aunque sea un poco de distancia por aquí en mi rumbo”, así que a eso de las 6 a.m. salí con la idea de hacer por lo menos 01hora30min de carrera, decidí correr hacia Balcones, de ahí bajar y correr en Av. Iglesias de ida y vuelta y de nueva cuenta regresar por Balcones a casa, unos 12 kilómetros muy buenos para la cuenta.




 

Pues así el entreno de esta semana, muchas gracias por estar aquí y nos vemos en la próxima!



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario