domingo, 10 de agosto de 2014

HACIA LO SUBLIME Y EPICO



Aun no te has dado cuenta?
has visto el terciopelo negro de las mañanas?
ese que hasta podría reflejar el rostro de Dios
sobre un puente hacia lo sublime y épico
que te pueda llevar a seguir escribiendo tu historia

Quizás aun no tenga la fuerza suficiente,
por eso sigo excavando en busca del sueño,
atenuado por ese color que baña todo lo que es posible,
mientras sigo corriendo hasta llegar a tu lado para susurarte al oído:
vamos que si se puede!


Había que continuar el camino hacia la #MaratónCdMx y después del excelente “chequeo” del día anterior, había que salir a hacer un trote de “descanso activo” para recuperar más pronto, solo 40’ a “ritmo-cochinero” y es que la neta, las piernas no daban pa’mas, unos 4.4k asi “suaveson”, un poco de trabajo de fuerza y ya.

El martes había que volver a la carga, mis respetos para cada quien pero yo supongo que en esta etapa de la preparación para maratón, los “intervalos” deben de ser largos con la idea de seguir manteniendo el “ritmo”, pero bueno, después de hacer el trabajo de “cajón”, como el martes anterior, hoy tocan otra vez 8(1000x200) y la indicación nuevamente era: “inténtalos a 3’40” y esta vez sí supe lo que era “intentarlos” a 3’40” ya que debido a la carga de trabajo ya acumulada, es difícil acércate a los días de alta velocidad, al final terminan saliendo así:

                1.- 3’48”               2.- 3’43”               3.- 3’42”               4.- 3’40”
                5.- 3’43”               6.- 3’39”               7.- 3’40”               8.- 3’39”

A pesar de sentir un poco las piernas “tocadas”, los miles me estaban saliendo muy bien y de la enjundia, que le aviento uno más de pilón el cual sale en 3’35”.

Un poco de trote y ya.

El miércoles antes de salir a correr por la ciudad, un poco de trabajo de fuerza, después tocaban 10’ a 135ppm y 60´a 155ppm es decir; correr entre 4’10” y 4’20” el kilometro, había quedado con mi compañera Maritoña que al paso recogería mi reconocimiento de tercer lugar en los 10k de Arboledas y si, al ir por los Bebederos que me ve, que me reconoce, y que me entrega mi reconocimiento, pero más que un reconocimiento de 3er lugar, es más un reconocimiento a mi pasión, disciplina y constancia que es lo que me ha llevado al lugar donde hoy en día estoy, y bueno, 17k mas de preparación.


Sinceramente, después de todo el trabajo ya acumulado, traigo unos dolorcillos en las pantorrillas de los pies, pero que maratonista no carga con dolores sobre su cuerpo, el jueves por la madrugada, subir para hacer unos 70’ de “circuito con pendientes”, hacía rato que no hacia este ya tan familiar circuito hasta llegar a Arboledas, unos 11k se dejan sentir entre subidas y bajadas.

Y el viernes si me gano!!! Me gano la pereza, igual como sabía que solo eran 30’ de trote y aunado al dolor de las pantorrillas, mejor decidí hacer “descanso total”.



El sábado en la pista, llegue a pensar  que el entreno seria “leve”, y aunque no estaba inscrito para los 21k de Adidas, supuse que iría en plan competitivo, oh cuan equivocado estaba, el trabajo era normal, y es que según palabras del coach, en este momento no se puede aflojar, estamos casi en la etapa final de la preparación y no podemos bajar la guardia, así que 3 y 2, el movimiento articular y por ahí una compañera viendo la bitácora del coach me dice: “vas a hacer 8miles”, “ah pues va a estar leve”, otra equivocación je! verifico en la bitácora y zas! tocan 4(3000x4’), voy con el coach y a son de broma le digo: “coach, no te habrás equivocado” a lo que contesta con una sonrisa malévola.

Y bueno, total que los 3mil salen así:

1.- 11’40”            2.- 11’35”            3.- 11’38”            4.- 11’43”

Al final que veo que estaban masajeando al buen “Yorsh”, así que me acerco y es que desde hace algunos días traigo unos dolorcillos en las “patukas”, la verdad, excelente dicho masaje, Rubén se llama quien me lo aplico, un muy buen corredor por cierto, entablados en la plática, en una de esas me dice: “corres bien ligerito, te vi en la del día del padre y pareciera que ni te forzas”, je! solo agradezco el gesto, y bueno, después de una buena masajeada un tanto dolorosa, quede al puro tiro para el siguiente día, pero esa, es otra historia.

Para el domingo era un buen momento para ir y probar si aun no tengo la fuerza suficiente pero como les dije; esa, es otra historia, se las cuento en la próxima!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario