domingo, 26 de enero de 2014

LOS ANGELES DESCIENDE AL FONDO

En un momento todo se puede caer,
cuando los ángeles descienden al fondo,
no pienses que estos sean malos seres,
más bien porque la vida mortal es débil
y no podemos contener nuestros demonios.

Quien cuida las puertas de lo perfecto y sublime?
donde se tiene que pagar con sudor y lágrimas,
hasta que llegue el momento en que debamos ir
a ese mañana que vendrá cargado de luz y gloria,
y esto nos haga olvidar todo lo que hemos pasado.

Nacimos y fuimos creados a imagen de alguien,
y por eso debemos buscar la perfección en la tierra,
así que sigamos preparándonos para esa gran batalla,
que por todo lo que conlleva puede resultar dolorosa,
pero si te quedas a mi lado la enfrentaremos con fuerza.


Dicen que como maratonianos nos volvemos obsesivos, y si la semana que paso hice tantos kilómetros, en esta quiero superarlos, pero bien saben que los entrenos para maratón son pesados, se bajan las defensas, y de repente se cuela un virus y pues ni modo, peor  aún, por la misma carga hasta pueden llegar las lesiones, por eso y como he mencionado con anterioridad, es muy recomendable asesorarse por un buen entrenador o en su defecto instruirse uno mismo, pero bueno, vayamos a lo de la semana.

El lunes levantarse bien temprano, a eso de las 4:30 a.m. y hacer un poco de fuerza, hoy es “descanso activo” y son solo 40’ de trote, jalo hacia Santa Mónica, me doy cuenta que aun no terminan de pavimentar el camellón, me salen unos 6.7k.

El martes trabajo de calidad, corro hacia Arboledas, son como 17’ de trote, unos 3k, una vez llegar a Valle Dorado donde inicia el circuito, el “movimiento articular”, unos “jaloncitos” y esta vez casi lo mismo del martes pasado, 4(2000x3’), llevo sudadera porque hace un poco de frio, pero para la velocidad supongo que me va a estorbar, la quito y la escondo por ahí, me arranco y el primer 2mil me sale en 4’ dejándome en la Iglesia, a mitad del circuito, recupero los 3’ y a por el 2do 2mil el cual sale en 07’45” y me bota en la pared, donde termina el circuito, o empieza? Ahí es una zona muy arbolada, motivo por el cual el frio es más fuerte y mi cuerpo así me lo indica, me arranco con el 3er 2mil el cual cae en 7’43” para dejarme en la Iglesia, siento nauseas y ganas de vomitar, la garganta resiente el aire frio que se cuela por mi boca, una vez recuperado por el cuarto y último 2mil el cual termina saliendo en 7’40” y me ubica en Valle Dorado, quito mi playera media húmeda y pongo la sudadera y de ahí me enfilo a recorrer 3k de trote para llegar a casa.

Durante el día la enfermedad amenazaba con marcar dominio en mí, me duele la garganta y me cosquillean los oídos, oh no! pienso, y es que no quiero parar los entrenos, empiezo a tomar unas pastillas y ver como reacciono.

El miércoles en definitiva, prefiero no arriesgar, no me siento bien de la garganta, sigue doliendo y amenaza de gripe, alguna vez un sabio filosofo (mi coach) me dijo: “si algún día no tienes ganas de salir a entrenar, no salgas”, pero el remordimiento se quiere apoderar de mi, intento no darle importancia pero pienso: “fácil con lo que tocaba el día de hoy pude haber sumado como 20k”, pero aparte habíamos amanecido como a 3 grados, así que creo que fue mejor.

Al siguiente día, o sea jueves, ya me sentía mejor así que a continuar con lo que sigue, para este día 110’ de “circuito con subidas y bajadas”, 01hora50minutos, comúnmente es lo que hago de distancia los domingos cuando no estoy entrenando para maratón, y bueno pues hay que rifarse, total que salen 18.4k.

Y el ultimo día de la semana laboral, según es leve lo que me toca, pero eso entre comillas, ya que son 40’ de trote, decido ir a Santa Mónica, aun no está terminada la repavimentación aunque ya se ve bonito, como que va a estar chido el trabajo de velocidad una vez ya pueda hacerlo ahí, inclusive troto un poco por la avenida, como palpando el terreno, después de los 40’ (7.8k) que me aviento 14(100) para seguir palpando la pista, perdón, la avenida, estos salen en promedio en 21”.

Y así esta la nueva pista, perdón la avenida



Nuevamente el sábado en el Naucalli, a eso de las 7:20 a.m. esta vez si voy directo a la bahía del sacrificio, ya ahí se encuentran algunos compañer@s, saludos y empiezo a estirar, una vez terminado esto, el coach nos manda a trotar unos 800 metros y después dos veces ese circuito de 800 en 50x50, pero yo decido ir 100x100, regreso a la bahía y me pongo a hacer el movimiento articular, comentar que mis compañer@s están en plena pretemporada, una vez terminado el movto, art. Un poquitín de trote y que me zampa 8(1000x3’) el coach diciéndome: “pero hazlos tranquilo, que te salgan entre 3’45” a 3’50”, no tiene caso que los hagas rápido, e intenta hacerlos en un lugar fijo”, así que decido ir a donde se marca el 2000 del circuito de 3 y de ahí llegar al 3 o 0, así los hice los 8, bueno, según yo, había decidido echarle el pilón, o sea hacer 9, pero al final perdí la cuenta e hice:


  •  3’41”

  •  3’43”

  •  3’42”

  •  3’43”

  •  3’43”

  •  3’44”

  •  3’41”

  •  3’43”

  •  3’40”

  •  3’40”

Y bueno, estirar y se acabo lo del sábado.



El domingo tocaba nuevamente la “largada”, ya no falta mucho para la #GranMaratónMetepec, asi que decido “tirar” larga larga larga la corrida de hoy, por la noche ya había preparado el equipo con el cual iba a correr como si de una competencia se tratara, y es que la distancia que iba a hacer merecía tal ritual.



A eso de las 7 a.m. y una vez haber “estirado” un poco, salgo a las calles de mi ciudad, alistado para el camino.


Corro hacia Balcones, una ascendente como de 200 metros, después bajo hacia Arboledas.


Voy por av. Iglesia-Herradura, esta vez decidí acompañarme con música de Sex Pistols, Ramones, Miasfits y Joy Division, bajo al Modulo, llevo 50’ y el gemelo izquierdo empieza a molestar un poco, esto me asusta un poco ya que la “largada” va a estar buena y apenas voy empezando, corro x una avenida que es parte de la ruta de los 10k de Arboledas, a la hora decido tomarme 4 gomitas, que según estas son buenas para los calambres, espero.

Entro al circuito de Arboledas y ahí me aviento como 2 y medio de circuito, a las dos horas tomo un gel que llevaba para el camino, y así van pasando los minutos, van cayendo los kilómetros, quería llegar a donde dicen que se encuentra “el señor del mazo” o a la tan temida “pared” pero sin la idea de enfrentarla aun, al km 30 ahí esta, siento pesadez en las piernas, tengo hambre, en los audífonos las rolas suenan pero como que han perdido sentido, estoy en un momento abstracto, quizás estoy descendiendo al fondo sin ser un ángel caído, la música trata de traerme de nuevo, tomo unos sorbos de liquido tratando de pasar lo más pronto posible este momento, estoy en Valle Dorado, ya llevo 31k y me quedan 3 camino a casa sobre Periférico, cualquier movimiento en falso y amenaza de calambres, tomo otras 4 gomitas y corro hacia casa, al final me costó un poco pero ahí están, 34k 03h05’36”.



Posiblemente esta haya sido la última “largada” fuerte de cara a la maratón de Metepec y quería probar mis limites, creo que estoy bien y pues a seguir con fuerza.


Muchas gracias por estar aquí y nos vemos en la próxima!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario