domingo, 9 de junio de 2013

NO LE PLATIQUES A......



No le platiques a Dios ni al Demonio que vuelvo a correr,
confió en que sabrás guardarme el secreto en tu corazón,
después de haber estado resguardado por algún tiempo,
vuelvo a vivir la pasión de estar nuevamente en el camino.

Y si por las madrugadas ves a lo lejos difuminarse una figura,
ese soy yo que por fin ha salido del abismo de las depresiones,
y es que arropado por la pereza y de la triste melancolía,
alguien me dijo sal y justifica tu dolor haciendo lo que te gusta.


Al fin, volvía con la esperanza de retomar entrenos después de unos días de estar apático en cuanto a tomar el plan de entreno, ya la semana pasada, los últimos días de la misma había hecho algo, pero esta era la de regresar al redil.

Y como de costumbre, el lunes a eso de las 5 a.m. y una vez haber “estirado” en casa, salgo hacia Santa Mónica para hacer unos 30’ de trote, casi 6k de distancia, apresuro a regresar a casa, saco mis pesas de barra, coloco hielo en pantorrillas y rodillas, y a hacer un poco de fuerza.

Para el martes, estiro en casa, hoy es día de trabajo de calidad, a ver que tal me va, “estiro” en casa, tocan; 15’ a 145ppm, 3.4k, esto en Santa Mónica, después el “movimiento articular”, 6 “jaloncito” y a por 6(3’x1’) 5k y de ahí regresar a casa trotando, una vez dentro de casa, nuevamente hielo.

Mitad de semana, miércoles 4:45 a.m. hoy es “ritmo”, estiro cual ritual del día, salgo con rumbo hacia Arboledas, ya extrañaba este recorrido, son 10’ a 140ppm, 15’ a 155ppm, 25’ a 165ppm, aquí me cuesta trabajo llegar a estas pulsaciones, solo consigo ir entre 160 y 163, y 5’ a 135ppm, en total 13.2k.

Durante el día me estuvo doliendo el tobillo izquierdo, el jueves temprano, continuaba el dolor y sinceramente me dio miedo de que con el entreno que seguía, esto se agravara, estuve tentado por un momento de tirarme al sofá arroparme con la pereza, y qué? al cabo tenía el pretexto de que me dolía el tobillo y por eso no salí, pero no, armándome de valor, estiro y salgo nuevamente hacia Arboledas, hoy tocaba; 35’ a 145ppm, llego hasta el club de golf, por los arcos y regreso a av. Iglesias, casi 8k en total, unos “jaloncitos” ahí, y continuar con 12 “cuestas” de 200mts, esto donde comúnmente las hago, en Iglesias, la rodilla responde, los dolores se han ido, estas me salen entre 01’02” a 01’06”, por ahí llega Maritoña, compañera de equipo, y entre uno y otro nos damos ánimos, llega y se va, y yo no acabo, al final después de haber hecho las 12, me enfilo hacia casa al puro trote, estoy a 3.4k.

Y algo que se esta convirtiendo en habitual después del entreno, nuevamente hielo a rodillas y pantorrillas.

Aprovechando los minutos en que estoy con el hielo, también me aplico a hacer algo de fuerza.

Por la noche y al no irse el dolor del tobillo, decido cambiarle la jugada, aplico la pomada Bamitol, saco el foco rojo, y a tratarlo con la luz infrarroja.

Y al fin llegaba el viernes, estaba casi culminando una semana de entrenos después de haber salido del abismo de las depresiones, estaba contento, el dolor en el tobillo se había ido, funciono el tratamiento de la noche.
Y que padre entrenar y no traer aquel dolor que me había sumergido en el miedo, la pereza y la melancolía, pero bueno, hoy tocaba, 30’ a 140ppm, voy a Santa Mónica, caen 6k de puro placer, unos “jaloncitos” y vamos por un fartlek de 12(30”x45”), unos 2.4k, regresar a casa al trote, dentro nuevamente hielo y un poco de trabajo de fuerza, muy poco.



Y llegaba el sábado de pista, sábado de ir a la FES de Iztacala, allá estaba a las 7 a.m. solo estaban unos 3 o 4 compañer@s, saludos, empiezo a “estirar”, en eso llega Richard, sin duda alguna es un crack!

Después el coach, pero escuchaba la plática de Richard, y es que empiezan las competencias para los que irán al mundial de master allá en Brasil, Richie competiría el día de hoy, y Richard junto a otr@s, lo haría al siguiente dia, ellos irían a un 5,000 metros en pista, pero díganme si no Richard es un crack, comentaba que en cierta ocasión, hace algunos años, en una competencia allá en los Angeles, en una competencia de pista, entre los competidores donde se encontraba el, estaba ni más ni menos que Carl Lewis, solo de escucharlo, ya estaba yo nervioso y eso que yo no competiría.

Después de “estirar”, “3 y 2”, (tres vueltas de trote y dos de 50x50), posterior a esto, el “movimiento articular”, al inicio el coach me había dicho que trabajara 6(1000) con 2’ de recuperación, al terminar del “movimiento articular”, me quedo escuchando instrucciones y que me aumenta la cuota a dos más, y me dice: “haz la vuelta en 01’35” a manera de que te salga el mil en 4’05”, como vienes saliendo de la lesión, ahorita tranquilo, ya después que pasen los días y que estés totalmente recuperado le metes”, hago unos “jaloncitos”, le pregunto a Víctor que a como va a hacer sus miles y me contesta: “en 3’40” no? así los mando el coach” y me abro, Octavio a son de broma dice: “órale Titán, no le saques”, y me arranco con el primer mil, la idea era llevármela tranquila y ver como reaccionaba la rodilla, aunque sinceramente pasar la vuelta a 01’35” se me hacía muy lento y el primer 1000 me sale en 3’52” con 163ppm, me siento a gusto, voy por el segundo mil y este cae en 3’46” con 168ppm y me seguía sintiendo bien, un sorbo de bebida en los 2’ de recuperación, el tercero en 3’47”con 171ppm y realmente no me sentía forzado, el cuarto en 3’44” y 171ppm, otro sorbo de bebida, el quinto en 3’42”, 173ppm, recuerdo las veces que estaba entrenando en la pista y ya no disfrutaba de la misma pues el dolor en la rodilla me hacia sufrir, hoy lo estaba disfrutando en grande, el sexto en 3’40” con 176ppm, me pregunta el coach que como voy, le comento que muy bien y me dice: “cuantos decía en la bitácora?”, le contesto: “6 pero después me dijiste que hiciera 8”, “está bien, trabaja solo 6”, “como coach, ya llevo 6 y ya me había mentalizado para hacer los 8” (aunque realmente me estaba mentalizando para hacer 9), “está bien, haz las 8”, me quito la playera ya mojada por el sudor y la 7 sale en 3’37” con 178ppm, y la 8 y ultima en 3’38” con 178ppm, el coach me pregunta: “ a cómo te salió esta ultima”, yo feliz: “en 3’38”” y con cara de sorpresa me contesta: “muy bien!!!”, para finalizar, dos vueltas de trote y a estirar.

Entre platica, el jueves por la madrugada, en pleno entreno, me tope con Rodo y Luis, les comentaba que yo esperaba verlos en las “cuestas” pero nunca llegaron a lo que Rodo me comenta que por donde viven, tienen una subida de 200 metros, entonces les queda al puro tiro, Luis me dice: “y tú que estabas haciendo?”, “como que que estaba haciendo, pues lo mismo que ustedes”, “es que cuando pasaste ibas bien rápido”, “ah! es que primero me tocaron 35’ a 145ppm y a ese “ritmo” más o menos voy entre 4’10” y 4’15” el km”, “ay! no manches! bien rápido, nosotros en esas pulsaciones vamos más lentos”.

Antes de salir de ahí, el coach comunica que esta en proceso el proyecto para la nueva piel del equipo, que se han estado viendo opciones, y la compañera Malili tiene una muy buena opción, a mi me pareció excelente, y bueno, después el pastel con motivo de cumpleaños de Rodolfo.



Para el domingo, amaneció con lluvia, Eli y yo nos habíamos puesto de acuerdo para ir a correr, y es que el team iba hasta C.U. (Ciudad Universitaria), allá por el sur, esta algo retirado y después de ahí, algún@s compañer@s competirían en la pista del estadio en un 5mil, así que se quedarían a echar porras, nosotros por aca decidimos correr en el Naucalli, pero al llegar que se suelta la lluvia, al final esta no amainaba y decidimos salir a mojarnos y hacer un poco de distancia, sinceramente en este momento no quiero cargarle mucho a las rodillas, ya no me han molestado aunque siento que aun no estoy recuperado al 100, así que solo hicimos unos 10k, al final, empapados por la llueviecita, para finalizar, un rico desayuno con café bien calientito, estos son los entrenos que me gustan, yeah!!!

Pues poco a poco voy adquiriendo confianza en cuanto a los entrenos, aunque para serles franco, aun continúan los dolores en la rodilla, solo que en menor intensidad pero aun están ahí, asi que seguiré tratándolos con hielo, pomada y la luz infrarroja.

Muchas gracias por estar aquí, y recuerden; guárdenme el secreto de que he vuelto a correr, no se lo platiquen ni a Dios ni al Demonio.

8 comentarios:

  1. Tu con molestias y sin ellas sigues siendo una máquina, espero que no te pase factura más adelante, sigue con el hielo y pomada, algo te aliviará, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias mi buen Paco, esperemos que no hermano, y pues ahí que seguir mimándolas, je!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Con cuidado Titán, con cuidado, o como dicen los Italianos piano, piano.
    Un abrazo y te guardo el secreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí vamos mi buen Manuel, poco a poco pero creo que vamos saliendo, espero que la recuperación sea al 100%, de igual forma, un abrazo hermano y "ssshhhh!!!" je!

      Eliminar
  3. Esa rodilla hemano, que solo tenemos un par. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón mi buen Tomy, por eso vamos con cuidado hermano, un abrazo.

      Eliminar
  4. Espero que desaparezcan de una vez por todas, esas molestias en la rodilla, de todos modos, libera tu mente y deja a un lados los miedos cuando salgas a correr, algo de prudencia siempre en bueno tener, pero sal con la confianza con la que lo haces siempre, mucha suerte compañero.
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus buenos deseos mi buen Javier, y si, tienes razón, muchas veces el miedo y la mente, pueden hacer que las cosas persisten, así que como dices; salir con confianza y prudencia.
      De igual forma, recibe un afectuoso abrazo.

      Eliminar