miércoles, 17 de abril de 2013

HAS VISTO LA INOCENCIA DE UN …….



Hace algún tiempo en una entrada comente de un caso que se dio por acá por mi rumbo, no debía de hablar de temas de malos actos pero bueno, quiero tocar un punto de eso.

Primero un breve resumen, la mujer, que era mi vecina de unas cuantas casas, fue asesinada por su marido y este se dio a la fuga, llevándose con él, a una hija que habían procreado, pero esta, ya tenía dos hijas de otro exesposo que se fue a EEUU, el padre de las niñas, al saber del caso, regresaba por sus hijas, pero los abuelos maternales no querían darle a las niñas, estas tienen de edad, entre 7 y 5 años, total que hasta en un programa de televisión salieron donde una sicóloga le pidió a la niña mayorcita que dibujara como era su vida y esta solo escribió, “odio mi vida porque es fea”, y es que el padrastro, las violaba, que feo, una niñita y ya teniendo el corazón podrido gracias a un depravado y enfermo mental.

Pero bueno, dejémonos de cosas feas y hablemos de lo que quiero que trate este post, alguna vez has visto la inocencia de un niño? te has fijado en su mirada? limpia y transparente, de ella emana solo amor, ellos son capaces de amar todo y todo, por muy pequeño que sea, despierta su admiración, será que por eso a los padres nos admiran cuando son cachorros y somos su héroes hasta que dejan de ser niños, pero bueno, para ellos cualquier cosa es magia.

Fíjate en los bebes, son tan inocentes, vayan donde vayan siempre atraen la mirada de los adultos, es tan bonito cuando miras a un bebe y el te mira y sonríe, y ahí empezamos a hacer nuestros gestos para que le agraden al pequeño, hasta palabras “retrasadas” como: “a gu gu”, “onta bebe” y cosas por el estilo que más bien el bebe se ha de reír de nosotros y no con nosotros, je je je!!!


Y que pasa si un adulto te empieza a mirar, difícilmente sonreiras y hasta pensaras: “este me esta echando bronca o me quiere hacer algo”.

Pero porque la diferencia? porque sabes que un bebe no ha aprendido lo que es la artimaña del  engaño, la mentira, es la inocencia en su más fina transparencia.

Dice por ahí un dicho: “la inocencia y la sinceridad reside en el corazón de cada ser humano”.

Desgraciadamente para nuestro mal humorado mundo adulto pensamos que eso no es parte de la supervivencia y nos empeñamos en acabar con la inocencia de los niños, tanto por actos de enfermos mentales como comente al inicio de esta entrada o por según enseñarles a los pequeños “buenos modales”.

Desde que son pequeños nuestros niños (al igual que nosotros en un momento y yo creo que muchos hoy en día) van siendo guiados a un condicionamiento de disfraz con frases como: “pórtate bien delante de los mayores”, “no juegues en clases”, “eres bien chillón, todo el mundo te está viendo, pareces vieja” y cosas por el estilo.


La inocencia de un niño es un estado puro del ser humano, fuimos creados para jugar, aprender jugando, disfrutar de las cosas, curiosear, no para complacer a nadie ni seguir etiquetas sociales que alguien dijo que esas eran las correctas para vivir feliz en este planeta.

La mayoría de las personas adultas, no soportan la risa, los gritos y los juegos de los niños justamente por lo golpeado y asustado que esta su niño interior. Ojala se pudiera sanar eso.

Parte de lo que me gusta la actividad del running, es precisamente por eso, porque cuando corro, me siento como niño, corriendo por el bosque, saltando, sueño que puedo, que vuelo, imagino muchas cosas, sonrío a la vida, al corredor que pasa a mi lado, y es algo que me da para estar tranquilo y relajado durante el día, es como cuando niño, no me preocupaba que pasara el tiempo,  los días eran maravillosos, el sol, la luna, la lluvia, alguien llego a ver figuras en las nubes? cada día era diferente, y así es hoy en día gracias al correr, amo la luna, el sol, la lluvia que baja por mi cuerpo cuando voy corriendo.

Algunas veces he comentado que esto del correr lo asocio mucho con la música de heavy metal y es que también, en un concierto nadie se fija en el que esta a su lado, nadie se fija en si cantas feo o bonito, nadie dice: “que feo bailas”, simplemente cada quien disfruta del momento a su antojo, en ocasiones voy en la pesera con mi ipod a todo volumen y la música me prende y ahí me tienen asiendo el “air guitar”, quizás los pasajeros pensaran que estoy loco, eso me vale, simplemente estoy disfrutando de mi momento, y por lo regular la mayoría me sonríe como intentado ser parte de mi momento.

De todas las cosas que podemos conocer, entre todas las que podemos descubrir, lo que necesitamos conocer es lo que reside en nuestro corazón, eso es lo que puede marcar la diferencia, eso es lo real, lo que hace que la fuente de la sinceridad brote desde nuestro interior, eso es lo que nos hará ser originales.

Por último solo recordar que se es niño solo una vez, no arruines la vida de ellos , que jueguen, que exploren, que sean ellos, no los reprendas por lo que te digan familiares o demás personas, y menos delante de ellos.

Y bueno, me despido dejándoles un escrito que existe donde se ve la mas pura de las inicnecias:

EL ACTORCITO

Un niño estaba intentando conseguir un papel en la obra de la escuela,
su mama contaba que había puesto el corazón en ello y estaba muy emocionado y temía que no fuera elegido.
El día que las partes de obra fueron repartidas, ella estaba en la escuela.
El niño salió corriendo con los ojos brillantes, con orgullo y emoción grito:
“Adivina que mama!!!” y después dijo unas palabra que son lección para todos:
“He sido elegido para aplaudir y animar”.


Comentar que esta “entrada”, fue en alusión a que el próximo 30 de abril aquí en México celebraremos el día del niño, así que felicidades con antelación a todos los niños del mundo y tu adulto que lees esto, también disfruta de ese niño interior que llevas dentro dándole unos cuantos kilómetros sin preocuparte por lo que tengas que enfrentar después.

4 comentarios:

  1. Que buena entrada Mauri, tengo dos hijas, una de solo 16 meses y me siento muy reflejado por todos tus pensamientos. Me gusta la comparación del concierto de Heavy Metal con las carreras. Un abrazo a todos los runners de Mexico que te siguen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gonzalo, un honor, de hecho según yo, cuando iba a haber algún concierto, unos días antes salía a correr, quesque pa'estar en forma y como buen corredor, ja! el día del concierto hacia el "tapering" como dices tu, je je je!!! Pues muchas gracias y seguro que tu abrazo les llegara a los runners mexicanos.
      Un abrazo hermano.

      Eliminar
  2. No tengo la fortuna de tener hijos, pero la llegada de mi sobrino ya hace cuatro años, trajo mucha alegria a la casa de mis papás. Nunca he entendido a la gente que maltrata a sus hijos, los niños tiene buenos sentimientos, ellos no son malos, mucha gente a algunos les va contaminando el corazón. Hay que procurarles su felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Ivan, los niños son geniales, son ángeles de Dios bajados del cielo para alegrarnos la existencia con su inocencia.
      Es difícil, pero es gente sin escrúpulos, no podemos llamarles humano ni tampoco animales irracionales por que aun así estos son mejores que ellos, con el debido respeto para los animales, precisamente lo de la tragedia de Boston, un niño de 8 años pierde la vida y crees que a estos malvados les importe. En fin, gracias por tu comentario hermano, por cierto muy padre. Un abrazo.

      Eliminar