martes, 2 de febrero de 2016

BUSCANDO EL ELEMENTO CLAVE

Es temprano por la madrugada,
el mundo es aun oscuro y frio,
pero eso realmente no importa
ya que dejo que mi espíritu se sumerja
en la sensación de la filosofía interna
que busca enseñar a mi cuerpo. 

Quizás me tilden de loco,
pero tengo que ir por ese camino
que abre la puerta de la luz distancia,
hasta encontrar el elemento clave
que me lleve a andar en mi propio caminar
a lograr la loca fantasía de llegar hasta ti. 


De nueva cuenta por aquí acumulando kilómetros, preparando la makina para llegar fuerte a lo que será mi doceava maratón. 

Y esta semana, no sé si sea motivación, no sé si sea que el organismo empieza a responder, la cuestión es que me empiezo a sentir bien con lo entrenos, como que la makina poco a poco empieza a aceitarse, pero bueno, vayamos a lo de los entrenos. 

El lunes, me levanto temprano, desgraciadamente este día no puedo salir a trotar, bueno, no me remuerde tanto la conciencia ya que por ser día de “descanso activo”, solo son 20’ de trote, pero el trabajo de fuerza ese si no lo desisto, y ahí me tienen trabajando un poco algunas repeticiones, en promedio me aviento una hora en varios circuitos. 

Ya el martes viene el trabajo de velocidad, y después de haber hecho en Santa Mónica el trabajo fijo o de “cajón”, me tocan 8(800x2’), aquí es donde me doy cuenta de que como que me voy encontrando, y es que en los últimos 3 o 4 ochocientos me siento “ligerito” como si volara, total que los 800 de 03’06” que me empezaron saliendo de inicio, terminaron en 3’, después regreso trotando a casa para ir enfriando. 


Mitad de semana, ahora tocaba “ritmo”, de nueva cuenta correr en diferentes niveles en plano, la verdad es que la última parte me cuesta trabajo llegar a las pulsaciones que el plan marca pero lo intento, me salen unos 13.5k y nuevamente “trabajo de fuerza”.

El jueves al estar en casa, a eso de las 4:30 a.m. y haciendo el “trabajo de fuerza”, se escucha que el viento sopla fuerte afuera, estamos como a 5 o 6°, “y así tengo que salir a correr”, pienso, termino de hacer los ejercicios de fuerza y me alisto a salir, efectivamente, el viento esta fuerte y el frio ni se diga, me enfilo hacia Arboledas, son 30’ de trote, me salen 5.7k, y después tocan 10cuestas, y ahí me tienen subiendo 10 veces una subida de 200 metros, en promedio cada vez que subo es 01min05seg, ni el esfuerzo que estoy haciendo me hace sudar, siento las piernas “cortadas” por el aire frio, y es que se me ocurrió salir en short, hasta los cachetes y labios partidos, pero #NiQuienSeRaje dice mi team, después de esto, regresar a casa con el frio y ensimismado en mis pensamientos durante 3 kilómetros.

El viernes el frio ya no era tan fuerte, pero aun así se sentía, me aplico a realizar de nueva cuenta un poco de “trabajo de fuerza” y ni tan poco porque en promedio hago como una hora, después salgo al “entreno-running”, toca 40’ de trote, unos 7k, después un fartlek, otros 3k y después regresar a casa trotando. 

Y llegamos al sábado, otra vez al Naucalli, esta será la última vez que estamos ahí ya que regresamos a la pista de la FES, uno a uno llegan los compañer@s, entre ellos el coach y bueno, después del “estiramiento”, nos da instrucciones, a los “maratonianos-Lala” que en este caso es Pau y Cesar, les tocan 4(2000), los “maratonianos-Boston” y “maratonianos-Roma”, los primeros, Lore, Mary y Alemao y los segundos solo yo, nos tocan 6(1200) en promedio me salen en 04’40”, esas veces cuando sientes que el trabajo es largo y pesado, en que sientes que no terminas, en que te dan ganas de claudicar, pero ni modo de rajarte, y te armas de valor para terminar y terminas. 

El domingo, y por ser fin de semana de puente, tengo oportunidad de ir con el team, sinceramente luego es un poco difícil acudir con ellos, y más cuando se entrena para maratón ya que regresas un poco tarde pero bueno, a eso de las 7:15 a.m. ya estábamos en uno de los estacionamientos del Desierto de los Leones, un poco de estiramiento dirigido por el coach y da instrucciones, ya desde un día antes había comentado que los “maratonianos-Lala” harían 3horas, es que ya están más cerca de la Maratón de Lala, pero solo se encontraba Pau, y a los “Boston”, “Roma”, 02horas50min, aunque ya en otras ocasiones he ido con el team y nos ha mandado a hacer la ruta de “la Parturienta”, la verdad es que no la conozco puesto que nunca la encuentro, esta vez dice: “se van corriendo hasta llegar al rio, de ahí vuelta a la derecha, bajan, después cruzan el rio, suben y bajan y cruzan otro rio, de ahí suben, van a llegar al camino de piedras, vuelta a la derecha, como a 50 metros vuelta ala izquierda y de ahí llegan al Convento, vuelven a bajar por el lado del bosque hasta el rio y nuevamente hacen el circuito, a paso tranquilo Titán para que sepas por donde es, ya en el segundo circuito te vas a tu paso, después de ahí se van a la pluma y corren hacia Cruz Blanca a manera de completar el tiempo”, así lo hago y corro el primer circuito con Pau, Lore y Mary, aunque detrás de nosotros o con nosotros, también vienen los demás integrantes del team, es correr por senderos dentro del bosque, total que llagamos a donde esta el camino para “la parturienta” y aunque el coach nos dijo que no la hiciéramos, la tentación nos vence, o más bien Lore, y nos lleva a hacerla, como había dicho, no la conocía y la verdad es que si esta “perrona”, pura subida que hasta te hace caminar, esta nos lleva hasta la carretera, de ahí nuevamente bajar y correr hacía el Convento, por ahí me encuentro al coach quien nos acompaña al Convento, pasamos por “el retiro”, un lugar hasta con un lago y cabañas, aquí es donde a fin de año el team realiza el desayuno, subida y nuevamente bajar, hago el segundo circuito, Paco viene conmigo pero el solo hará un circuito, detrás Octavio, Pau y se van con nosotros aunque les digo que para ellos era solo un circuito, y se regresan, continuo, detrás de mi Pau, hago la segunda “parturienta” y de ahí me enfilo hacia Cruza Blanca, en total hice 02h55’ y eso porque cuando venía de regreso de Cruz Blanca me encontré a Pau y decidí acompañarla unos cuantos minutos hacia arriba, a eso de las 02h35’ emprendo el regreso a todo vapor. 

Pues así fue el entreno de esta semana, seguimos sumando rumbo a Roma y adentrándonos en caminos más largos para que se vaya acostumbrando el organismo. 

Muchas gracias por estar aquí y nos vemos en la próxima!!!

1 comentario:

  1. Te veo fenomeno amigo Titan, como me gustaria tener la edad del tiempo que hiciste en la foto de portada.. 39´un tiempazo

    ResponderEliminar