jueves, 19 de septiembre de 2013

NO SOMOS LOS CHICOS MALOS DEL ROCK

“Y usted pensó que estábamos actuando,
que todo lo estábamos haciendo por dinero
no pensaste que esto era real
o perderías tu apelación barata

No juzgues a un libro solo por su cubierta
a menos que otro mejor lo cubra
y la aceptación ciega es una señal
de tontos estúpidos que están en línea”

De la canción de E.M.I. de Sex Pistols.


Como bien saben; otra de mis pasiones, aparte del correr y según escribir, es la música “underground”, o subterránea, en este caso, el punk rock, el heavy metal y sus derivaciones.

Hoy quiero salirme del tema del running y platicarles de esto, de acuerdo a mi muy punto de vista personal.

Muchas veces, juzgamos a la persona por la primera impresión que nos causa, en mi caso, en la adolescencia, al vestir tipo punk o metalero, comúnmente era juzgado de fea forma, muchas veces, algunas de esas personas que me juzgaban, se acercaban para tratar de conocerme y cambiaban su perspectiva hacia mí y hasta llegaba el punto que les gustaba estar conmigo.

Pero bueno, antes de continuar, quiero hablar de un grupo del cual soy fan, la banda del barrio con la que me juntaba se llamaba como este grupo, yo llevaba el seudónimo del vocal, llegamos a tocar algunas rolas de este grupo con mi banda, y bueno, para que darle tantas vueltas al asunto, si señores, estoy hablando de los padres del punk rock, de los Sex Pistols.

No entrare en la historia del grupo, pero si quiero comentar la vida de John Simon Richie mejor conocido como Sid Vicious.

De niño, su padre abandono a su madre y ambos vendían drogas para poder sobrevivir, es asi como va creciendo sumergido en un ambiente de drogas hasta que a los 17 años empieza a consumir las mismas, supongo que derivado por su madre.

Por esos entonces, John Lidon a quien se conocía como “Johnny Rotten” y quien posteriormente seria vocal de los Sex Pistol, era gran amigo de John Simón, Johnny tenía un hámster al que llamaba “Vicious” e ironicamente comparando el parecido de John Simón con el hámster le da por llamar a John Simon, como “Sid Vicious”.


Y bueno, para no hacerles el cuento tan largo que igual dirán; “y a mí que me importa la vida de un loco”, pues bien, al ser fanático de los Sex Pistols y amigo cercano de Johnny Rotten, le invitan a formar parte de los Sex Pistols, “Rotten era la voz del punk y Vicious la actitud”.


Esto hace que Vicious se sumerja cada día mas en las drogas, esto aunado a que llevaba una relación con una yankie adicta a la heroína, sus amigos trataban de ayudarlo para que se alejara del mundo de las drogas, incluso hasta llego a enemistarse con Rotten por lo mismo, el manager trato de regresar a la yankie a su país pero los esfuerzos fueron infructuosos y Vicious se veía envuelto en problemas turbios por lo mismo hasta que al final fallece por sobredosis de heroína, los chismes dicen que fue su madre quien lo sobrecargo con la idea de que se quedara en el “viaje”, pero bueno todo lo demás ya es historia.

Se comenta que en cierta ocasión, se iba a realizar una entrevista vía televisiva al grupo Queen, pero de última hora Queen no podía, entonces sin más llaman a los Sex Pistols, el entrevistador, para engrandecerse y mofarse de los punks, los ofende e incita que digan groserías, y pues a estos que no se les da, al final el publico degradaba a los Sex Pistols cuando el incitador de todo fue el entrevistador.

E.M.I. decide cancelar el contrato que tiene con ellos, presionados por la gente y por eso la canción.

Pero bueno; me volverán a decir por segunda vez: “y a mí que me importa eso”.

Pues bien, de ahí parto para decir que realmente no somos los chicos malos del rock, muchas veces nos toca desenvolvernos en determinado ambiente y al final, tenemos que vivir en ese ambiente e ir creciendo ahí, en mi caso, me toco crecer en un barrio de bandas, constantemente había peleas entre las mismas, en su mayoría les gustaba el rock, el heavy, el punk, y yo crecí en este ambiente, es como los kenianos, estos corren rápido porque su habitat así los ha hecho, ja! dije que no iba a hablar de correr, pero bueno, uno se desenvuelve de acuerdo al lugar donde le toca vivir.


Como dije; realmente no somos los chicos malos del rock, algunas veces con el paso de los años, ja! nos volvemos corredores, pero bueno, desde mi adolescencia yo sabía que tendría que llegar el momento en que debía cambiar, en ese momento disfrutaba ser un rebelde, alejarme de las responsabilidades, pero sabía que llegaría el momento en que tendría que madurar, y al final de eso se trata no?

En fin, espero no haberlos mareado con este choro y sigamos rockeando o corriendo que al fin no somos los chicos malos del rock.

8 comentarios:

  1. Buena nota.. algo similar me toco a ami.. afortunadamente estoy aqui para contarlo jejeje... se exactamente de que hablas solo que paradojicamente nosotros eramos los "ramones" jajaja me toco moverme en distintas partes de la ciudad. desde la famosisima daniel garza.. hasta tlatelolco y la rio blanco...pero obvio fue algunos ayeres antes que tu... muchos saludos y algo mas que nos toco compartir.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cool mi buen Enrique, precisamente por acá, en otro barrio había una banda que se llamaban los Ramones y con algunos nos bronqueabamos en pleno slam, je je je!!!
      Que bien, un abrazo hermano.

      Eliminar
  2. Mira lo que son las cosas... cuando coincides en algo con alguna persona, coincides en muchas cosas.
    Aparte de loco por correr, yo también soy amante del Rock desde la secundaria. En mi caso, soy fanático de metaleros clásicos, crecí oyendo a Led Zeppelin, Metallica, Black Sabath, la blusera Janis Joplin y hasta Santana, pero el original, no la copia centavera que es hoy, y luego también algunos más recientes y más rositas como Queen, y algunos otros tipos de música como la de Bob (Marley), pero siempre me incliné más por los pesados.
    A mis 56 años, algunos amigos se sorprenden de que ande corriendo como loco por las calles, pero también de que tenga esta afición por el Metal y de que me emocione tanto oyendo mi ruido. Pero qué le vamos a hacer. Es parte de mí y la edad no tiene nada que ver.
    Saludos

    http://www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi niñez estuvo plagada de bandas como Rolling Stone, Beatles, Led Zeppelin, Deep Purple, Black Sabbath, o sea la vieja guardia, pero a los 15 años conocí a los Sex Pistols y de ahi me enrole en la maquinaria Punk Rock para acabar con el Hard Core y el metal extremo como Thrash, Death, Black, Doom.
      Ciertas personas estan sincronizadas en muchos aspectos y que bien que te guste la buena musica Gerardo, por eso somos efectivos, je je je!!!
      Un abrazo hermano y felicidades de nueva cuenta por tu podium en Queretaro y lo de Boston

      Eliminar
  3. La vida en muy larga y da para muchas cosas siempre que en tu mochila de viaje lleves el respeto a los demás.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanto esta frase Manuel, si me permites la usare en alguna publicación que haga en facebook.
      De igual forma, un afectuoso abrazo.

      Eliminar
  4. Que tal amigo mauricio?

    me iré poniendo poco a poco al día.

    salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi buen amigo y hermano David el mas matraca, es un gusto saber de ti, un abrazo hermano.

      Eliminar