viernes, 17 de marzo de 2017

LA CARRERA DEL AGUA



A veces dicen lo del agua al agua
y lo que se va ya no regresa,
por mas que quieras recuperar aquello,
lo que en su momento no se hizo
pues ya no se hizo y ni modo.

Quizás necesito agua,
pero no del agua común y corriente,
necesito de esa agua que destila del cielo
y te baña de pies a cabeza,
para renovarte y darte fuerzas.

Quizás y a pesar de todo,
necesito correr la carrera del agua.

Así son las cosas y no hay más, de repente estas bien embalado hacia los entrenos y competencias y de repente algo te hace desbalagarte y dejar a un lado esto que te apasiona.

 

Resulta que seguía con ímpetu y pasión los entrenos del día a día, muchos ya saben como soy, pero como dije; por “x” o “y” zas! De repente das un “paron”, a veces provocados por ciertas cosas que tú no puedes controlar pero bueno, el chiste es retomar y seguir en el camino del “running”, que no?

 

Desde el miércoles de la semana pasada, me empecé a sentir indispuesto de la gripe y con malestar en la garganta, “maldición!” pensaba, y a pocos días de competir, pero ni modo, que se le hace, cuando el cuerpo lo resiente, ni para que jugarle, aparte de que ya ven que empezó marzo y empezó bien loco el clima, a veces en un mismo día hace calor, esta el sol, de repente se nubla, llueve, vuelve a salir el sol, hace aire y frio, en fin, que marzo si llego bien loco.

 

Pero bueno, motivo por el cual decidí parar los entrenos e intentar estar bien para el día de la competencia, o sea este domingo que paso.

 

A cuál competencia iría? a la de la “carrera del agua”, pero competiría en 6k a indicación del coach, habría otra modalidad que sería de 12k pero nosotros como andamos en plena pretemporada o finalizando la misma, lo recomendable era ir por 6.

 

Sin entrenar desde el día miércoles, el sábado en una carrerita fui a recoger el kit para la carrera, este sería entregado en la 2da sección del Bosque de Chapultepec a un costado del museo el Carcamo.

 

Para el día siguiente, domingo, aún continuaba sintiéndome un poco indispuesto, pero ya estaba inscrito y ni modo de no ir, aparte bien reza el lema o hashtag del equipo #NiQuienSeRaje así que a eso de las 6:15 a.m. ahí estaba en el lugar donde sería la salida y meta, que en este caso era donde mismo habían entregado el día anterior los kits de corredores.

 

Ya algunos compañer@s se encontraban ahí entre ellos el coach, realmente del team éramos pocos pero como dicen; bien locos, ja ja ja!!! no es cierto, bueno si, un poquito locos, sin más, me empiezo a enlistar para quedar ataviado en el glorioso uniforme de la poderosa marea azul.





Comentar que en un inicio y al ser una distancia pequeña había considerado correrla con unos tenis, ya saben, la filosofía runner, “si estos tenis son para distancia, los utilizo solo para distancias”, “sin son para velocidad, los utilizo solo para velocidad”, al final y para probar que tal se sentían los #FloatrideMx en competencia, decido correr con estos.

 

Entrego mis cosas al guardarropa, nos manda el coach a trotar un poco para ir calentando, ya los de 12k se encuentran en el corral de salida, el disparo de salida para ellos será a las 7 a.m.


 

Después del trote, un poco de “estiramiento”, unos “jaloncitos” y nos dirigimos hacia el bloque de salida.

 

Empiezan a acercar a la línea de salida a los de 12k 7 a.m. se entonan las notas del glorioso himno nacional mexicano, cuenta regresiva a partir de 10 y bang! Pistoletazo de salida.

 

Una vez terminaron de salir los de 12k, aproximadamente en 5 minutos, dan acceso a los de 6k, y ya estamos en la línea de salida, 7:10 a.m. de nueva cuenta cuenta regresiva a partir de 10 y bang! allá vamos.

 

En un inicio corremos hacia arriba, después bajar por el lado de donde se encuentra el museo el papalote, pasamos a un lado de la feria de Chapultepec, continuamos como si fuéramos rumbo hacia el S.O.P.E. de ahí entramos hacia el lago para correr por sus orillas, en ese momento recuerdo la vez de la invitación de Reebok, por ahí corrimos sintiendo los nuevos #FloatRideMx y en este momento también los traigo puestos, pero ahora en competencia, se sienten cómodos, se sienten suaves, como si flotaras, je!

 

Salimos del lago y seguimos corriendo en subida, la garganta me arde, me dan ganas de parar, pero como parar, échale titán, #NiQuienSeRaje corremos nuevamente como si fuéramos hacia el museo el papalote, solo que esta vez ya no llegaremos hasta allá, antes hay una desviación que a pocos metros esconde la meta, delante de mi va la primer chica que a la postre seria la ganadora absoluta en los 6k, aunque me llevan unos cuantos metros, intento prenderme a ella y aprieto el paso, total es bajada.














 










Y al final, ahí se ve el arco de meta, la chica ya llego y rompe la banda de triunfadora y minutos o segundos después, entro yo en meta ya saben; con el clásico “avioncito” marcando un tiempo de 23min30seg.






Al finalizar el escozor en la garganta no me soltaba e incluso me ardía un poco pero bueno, había cumplido con la competencia, me despido de mis compañeros y a regresar a casa, pensaba que posiblemente había alcanzado pódium, pero según el coach solo dan reconocimiento a los 3 primeros absolutos, así que mejor decidí irme y por la tarde verificar mi resultado.


 

Y por la tarde gracias a la buena actitud de mi compañera Pau quien vía WS informaba pormenores, felicitaciones al coach quien en su categoría había obtenido el 2do lugar, yo, cuarto de mi categoría y 13 general en los 6k de la carrera del agua.


 

Pues así mi crónica, espero les haya gustado, un abrazo y nos vemos pronto!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada