miércoles, 25 de enero de 2017

LA PRIMERA DEL 2017


Estamos aquí para enaltecer las antiguas formas,

aquellas en la que respiras hondamente

y vas a correr tras el orgullo que puede dar

la supremacía interna que sientes

al cruzar la meta de ese objetivo que te planteaste.

 

Debes saber que al correr tras tus sueños,

estamos aquí para la conquista de ellos,

así que no dejes que la pereza y aliados

te suman en la mediocridad y la tristeza,

disfruta de cada momento de vida,

aunque por el momento solo sea una ruta de 10k.


 

Pues ahí andamos echándole ganas al inicio de este 2017.

 

Resulta que esta semana que paso, como que ya pude enrolarme un poco más a los entrenos, hace 2 que iniciamos la pretemporada pero desafortunadamente, debido a una gripe y dolor de garganta, tuve que recluirme unos cuantos días en mis aposentos, o lo que es lo mismo, no pude iniciar la pretemporada con el team.

 

Como les comentaba, la semana que paso ya pude enrolarme más a los entrenos, así que el lunes a temprana hora ya estaba haciendo un poco de trabajo de fuerza para después salir hacia Santa Mónica para hacer unos 30min de trote.


 

El martes, poco a poco el coach nos va metiendo a los entrenos de calidad aunque no del todo ya que al ser pretemporada, estamos más enfocados a fortalecer o crear una buena base para lo que posteriormente vendrá, y bueno, este día me tocaban 30min de trote y “escaleritas”, decidí irme hasta Arboledas ya que en Santa Mónica se me hace el camellón muy corto para hacer las 3 “escaleritas” que me había marcado el coach, la verdad, y aunque pretemporada, ya se empieza a sentir el rigor de los entrenos.

 

Para el miércoles solo tocaban 40min de trote, esto acompañado del trabajo de fuerza, de nueva cuenta me lanzo para Arboledas.

 

El jueves “cuestas” y a temprana hora, es que salgo como 5:30 a.m. con rumbo hacia Arboledas, son 30min de trote, como para calentar las piernas, ya estando en Arboledas, donde comúnmente hago las “cuestas”, hago unos “jaloncitos” y aun con la oscuridad de la mañana, ahí estaba, subía, bajaba, subía bajaba y así hasta contabilizar el total de lo que decía el entreno, posteriormente me regreso a casa para prepararme para mis otras actividades.


 

El viernes y una vez hecho el trabajo de fuerza, salgo a hacer en Santa Mónica 30min de trote y un fartlekcito.

 

El año pasado, por estas fechas, y al entrenar en Arboledas, concretamente en la herradura o lo que es av. Iglesia/Herradura, había visto un cartel en la escuela que esta por ahí, la Baden Powell donde anunciaban una carrera de 5k, me quede con la duda y hasta con las ganas de correrla, hoy en dia una amiga lleva a su bebe a dicha escuela y de nueva cuenta anunciaban la 2da carrera Baden Powell y esta vez no me quede con las ganas y en compañía de mi amiga, su hermano y su papa, decidimos inscribirnos, así que el sábado, y siendo cerca de donde vivo y entreno, a temprana hora decidí irme trotando y de pasada recoger el kit para la carrera, así que a las 8:10 a.m. ya estaba recogiendo número y playera, posteriormente decidí regresar de la misma forma como había ido, trotando.

 

Este mismo día era la fiesta de graduación de mi hija, ya tenemos una psicóloga en la familia, igual y a ver si así me quita lo loco no? Ja ja ja!!! Pero bueno, había que celebrar así que ya saben, que la comida, que las cervezas, que la cena, que más cervezas, que la desvelada, en fin, ya saben; todo lo que conlleva una fiesta.

 

Para el domingo, a pesar de que la carrera era por mis rumbos, de todos modos había que madrugar, y es que hoy en día, la mayoría de las carreras su disparo de salida es a las 7 a.m. supongo que para liberar las rutas al tránsito lo más temprano que se pueda, así que a las 5 a.m. suena mi despertador, tengo, sueño, tengo hueva y hasta un poco de resaca por las cervezas, me levanto, me doy un baño y me alisto para a eso de las 5:50 tomar camino hacia Arboledas, hacia el Colegio Baden Powell campus San Mateo.

 

En el trayecto veo un corredor que se ve que también va a la carrera, hacemos platica, son 6:30 a.m. me empiezo a cambiar para quedar ataviado en la casaca VO2max, posteriormente entrego mi mochila al guardarropa y salgo a la calle a trotar un poco, la salida y meta será dentro de las instalaciones del colegio, por ahí pasa mi amiga junto a su hermano y su papa.

 

6:45 a.m. me integro al bloque de salida, como es la 2da edición de la carrera, aun no es tan ostentosa, solo hicieron 1000 números y están integrados por caminata, 5k y 10k que es para los que estoy inscrito.

 

Una chica indica el calentamiento y mueve a los corredores, que un brinquito, que muevan los brazos, etc etc etc.

 

Un par de minutos antes se escuchan las notas del glorioso himno nacional, solo dos párrafos, cuenta regresiva a partir de 10 y bang! Allá vamos.


 

Como comente la salida fue dentro del colegio, al salir dimos vuelta a la derecha hasta llegar a av. Hacienda, desde que había visto el plano de la ruta, me había gustado mucho la ruta, era correr sobre la avenida, casi todo el circuito de arcilla del camellón de Arboledas, prácticamente la ruta era plana, a excepción de que al llegar al módulo de policía, la ruta continua hacia arriba, para los de 5k en el primer retorno dan vuelta, los de 10 continúan hasta subir al tanque, me distraigo y me “jalo” unos metros en el retorno, junto a los de 5k, me doy cuenta y regreso para seguir subiendo, le digo a una corredora que va delante de mí: “si es para acá los de 10k verdad?” me contesta que sí, le comento a son de broma: “ya les ando haciendo trampa a los de 10k”, por el colegio Baden, el campus de la primaria, siento que ya no puedo, me dan ganas de caminar, y es que la subida para los que la conocen, no me negaran que esta “perra”, pero #NiQuienSeRaje

 

Una vez arriba, dar vuelta y bajar para tomar hacia la derecha y correr sobre av. Jinetes hasta lo llegar a Valle Dorado, a pesar de que en estos días no he andado fino en cuanto entrenamientos, es más, estamos en plena pretemporada, me sentía a gusto, corriendo en el lugar donde comúnmente entreno.

 

Ya para esos entonces, me doy cuenta que voy corriendo entre los primeros lugares de la competencia de 10k y es que los de 5k en el retorno de la subida, ellos ahí regresaban rumbo a la meta.

 

Una vez llegar a Valle Dorado, a la gasolinera, regresar en “U” nuevamente sobre av. Jinetes, del otro lado se ven los que van y por ahí se escuchan algunos gritos de apoyo de corredores que me identifican al paso, entre ellos el de Eli quien dice: “vamos Titán!”

 

A la altura de los 5k decido tomarme un gel que llevaba para intentar cerrar con fuerza la 2da parte de la carrera.

 

Llegamos a av. De la Hacienda seguir corriendo sobre esta avenida, nuevamente nos integramos con los de 5k, la mayor parte de estos o van al trote o van caminando, delante de mí, como a unos 100 o 200 metros va un corredor que desde atrás lo vengo “cazando”, pienso que si puedo alcanzarlo, llegamos a los arcos, a las pipas, y ya lo tengo “a canto de piedra”, por ahí Toñito, el organizador de la carrera de Arboledas quien me anima, también por ahí pasa Efra y Soni quienes también me lanzan palabras de apoyo.

 

Adelante esta la entrada del colegio Baden, dentro esta la meta, pero para los de 5k, ya que los de 10k debemos seguir corriendo un tramo más, regresar en “U” para ahora sí, dirigirnos a la línea de meta.

 

Aquí no hay mucho espacio para hacer el clásico “avioncito” pero en un par de metros antes de cruzar el arco de meta, levanto los brazos y termino cruzando la línea en 42min48seg.






 

Una vez cruzar la meta, me encamino hacia el área de recuperación, paso por medalla, kit de recuperación que consiste en agua, bebida isotónica y plátano.

 

Voy al guardarropa y me enfundo en el pants.

 

Pues así mi primera participación en competencia en este naciente 2017, en el transcurso del día y al verificar los resultados en la página de total running, ahí estaba mi resultado, había entrado en el top ten de los 10k y con alegría descubría que hasta pódium había alcanzado, 2do lugar de la categoría master.


 

Desde mi punto de vista y a razón de que venimos de las fiestas navideñas, “rompimiento” y que apenas acabamos de iniciar la pretemporada, creo que mi desempeño estuvo bien.

 

De la carrera comentar que me gusto mucho la ruta y esa subida que esta como al kilómetro 3 o 4, puf! Aunque esta ruda pero como dije: #NiQuienSeRaje, además se me hace bien ya que pasas por un plantel del Badem, quizás y deberían de organizar un grupo de niños y ponerlos fuera de los planteles a dar ánimos a los corredores, sobre todo en esta subidita, pero de ahí todo bien.

 
Pues muchas gracias si es que llegaste al final de esta crónica, muchas felicidades a los que participaron en este evento y nos vemos en la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario