viernes, 4 de septiembre de 2015

CORRER PARA DISFRUTAR

Todo se origina a través de la poderosa sabiduría
que da el consumo de años de trabajo y esfuerzo,
más allá de querer obtener un pódium o una marca
lo más importante es disfrutar de aquello que hacemos.

Con el paso del tiempo intento brillar en mi propio universo
de estos 42k donde mi cuerpo y alma luchan por dominar
a la Reina de las distancias que todos llaman maratón
pero sé muy bien que más que dominarla a ella,
es el dominio hacia mí interior el que busco a través de esta prueba.

Y por momentos llega la tentación de frenar y dejar todo
pero entiendo que mi paseo por este sueño aún no ha terminado
y sigo corriendo en la ruta tratando de dominar mis miedos
hasta llegar a la tan ansiada línea de meta para el final darme cuenta,
que sobre mí se esculpen unas letras que me hacen llamar maratonista

Que será mejor, correr y disfrutar, o buscar una marca, sufrir un poco y disfrutar?

Siempre he dicho que cada quien al final hace lo que quiere, y si haciendo 5 o 6 horas en una maratón es disfrutarlo, pues que bien no?

Habrá algun@s que disfrutan haciendo menos de 3 horas, excelente.

Pero bueno, vayamos por partes dijo “Juan el descuartizador”.

El viernes por la tarde, y una vez finalizada mi jornada laboral, me lance a recoger mi kit de corredor el cual sería entregado en el Wordl Trade Center.

Y la fiesta maratón se vivía aunque en ese momento no había tanta gente como yo esperaba.

Y bueno, el sábado voy a la pista de FES, llegue un poquito tarde, el y team daban palabras de aliento a los que mañana enfrentarían los 42k e instrucciones por parte del coach, yo ya no supe que, saludos, todavía alcance una fotito pa’l recuerdo, unos 30’ de trote y ya estaba.

Por la tarde ya saben; acomodar el atuendo de batalla, esta vez decido enfundarme en la casaca anterior, es que la nueva, como que la siento un poco gruesa y después de un par de horas como que se me pega a la piel, vamos como que no transpira muy bien.

Y ya solo quedaba esperar que transcurrieran las horas para llegar al momento de liarnos nuevamente con la reina de las distancias, con la #MaratónCdMx

El domingo a eso de las 4:15 a.m. me levanto y me empiezo a alistar, es increíble que como a pesar de que es el maratón #11, aun los nervios siguen haciendo presa de mí, por la noche medio dormitaba y soñaba maratón, despertaba, pensaba si aún no se me hacía tarde, en fin.

A eso de las 5 a.m. salgo camino a mi destino, una vez en la estación del metro Toreo, el servicio era gratuito para todos los corredores, ahí encuentro a una amiga, después Víctor compañero de team.

Abordamos el vagón y salimos con rumbo nuestro destino.

Al llegar a la estación Bellas Artes, infinidad de gente, entre que corredores y espectadores, imagínense, eran 30mil inscritos y entre ellos familiares, amigos, porras, uh! Unas 100mil gentes.

Buscábamos a los compañer@s, decidimos ir a “tirar el miedo”, después nos empezamos a alistar, Víctor y yo, de hecho ya había planeado y el a su vez, irnos juntos al inicio, el plan de Víctor era marcar el km en 4’15” y pues a mí me venía de perlas iniciar entre 4’10” y 4’15” así que concordamos aliarnos en la batalla.

Había que dejar las cosas en el guardarropa que en este caso eran camiones numerados que saldrían hacia C.U. lugar de la meta y allá entregarían las cosas, quedamos de vernos en una ubicación y que se me pierde el buen Víctor, otros compañer@s de team ahí andan, el gran Richard, Yad, Rodo, Beto, Malili, saludos y decido ir con ellos.

Ya son 6:30 y decidimos meternos al bloque de salida, según yo, con brazalete verde, saldrían atrás del bloque de los elite, era mentira, los que seguían eran los de brazalete amarillo, Yad me regala un amarillo y ahí estamos en el bloque de 02h30’ a 3h, encuentro a alguno que otro amigo, saludar y desear suerte.

6:45 dan el disparo de salida los atletas con capacidades diferentes o discapacitados.

7 a.m. protocolo de iniciación, himno nacional y disparo de salida para la elite femenil.

Casi 7:30 disparo de salida para bloque elite junto a bloque amarillo, y allá vamos, la salida fue a un lado de la Alameda Central en el Hemiciclo a Benito Juárez, de ahí corrimos hacia av. Reforma, aun viene a mi mente la odisea del año pasado, el aguacero que caía sobre la humanidad corredora.


Entre el mundanal de corredores, es difícil correr y el primer km sale arriba de 5’.

En Reforma corremos hacia la glorieta de Mosqueta, del otro lado de la av. Veo que pasa Richard, atrasito de el Víctor, me llevan como 500 metros, en un momento me dan ganas de apretar el paso e ir y alcanzar a Víctor, desisto de tal propósito, quizás me “queme” pienso, decido aguantar mi paso y sobre la marcha alcanzarlo y si de ahí sale que nos vayamos juntos, pues lo hacemos.

Debido a todo lo comentado con anterioridad, decido irme entre 4’10” y 4’15”, comúnmente siempre sufro los últimos kilómetros y termino “cayéndome” así que decido ser conservador y si al final puedo “apretar”, lo hare.

Corremos todo Reforma hasta llegar a av. Mariano Escobedo, infinidad de  gente ha salido de sus casas para animar, ayudar y lo que se pueda a los corredores, también quieren ser parte de la gran fiesta.

En Mariano Escobedo rondamos el kilómetro 10, me siento a gusto aunque estos los paso en 43’ ups! Creo que arriba de lo planeado, que importe si lo estoy disfrutando, tomamos av. Darwin en Polanco, luego av. Thiers, por ahí veo que Genaro compañero de team se integra a la ruta, es que el va a hacer su “chequeo” de distancia al igual que otr@s VO2s, lo animo y el hace lo propio, de ahí nos incorporamos a av. Ejército, voy con la idea de que por ahí veré a algunos de mis compañeros y eso me ilusiona.

Llegamos a av. Moliere y efectivamente en esa esquina están algun@s integrantes de #LaPoderosaMareaAzul aunque esta vez solo harán un “chequeo” de distancia, me animan con gritos y porras, gracias, muchas gracias, tomamos av. Cervantes Saavedra, pasamos por el museo Sumaya, en Plaza Carso de ahí vuelta por Ferrocarril de Cuernavaca para nuevamente entroncar con Ejercito, es bajada, llegamos a Moliere de nuevo y mis compañeros de team con las porras a todo vapor.

Tomamos av. Presidente Mazarik, una foto por ahí me toma Susi, amiga y excompañera del team, más adelante el coach junto a su familia quienes me animan, nuevamente salir a Mariano Escobedo, Reforma y entramos a av. Gandhi, ahí me toca ver al buen Richard, paso a su lado y lo animo y el a su vez hace lo mismo.


A esta altura, más o menos km 15 o 16 y llevando 1hora de carrera, decido tomarme un gel de carbohidratos.

Salimos a Reforma, tomamos camino hacia el Auditorio, por ahí sé que estará mi papá como el año pasado, lo busco ávidamente y no hay suerte, damos vuelta en “U”, apostados a un lado otros compañeros del team quienes me animan y hasta fotos, muchas gracias Caro y Erik y bueno si había alguien más, gracias!


Vamos sobre Reforma y en una entrada al bosque de Chapultepec, hacia allá vamos, es adoquín, esto me alenta un poco, ahí va Emilio, kilómetros atrás me había pasado y dejado, aquí es a la inversa no sin antes darle palabras de ánimo.


Ya llevamos como 22kms, una chica de esas buenas pero buenas para correr eh, no de las “buenas” que se están imaginando, je je je! corre a mi lado y al lado de otro chico, como que hacemos equipo y no me suelto, salimos a Reforma, y estos se quedan.

Como que ya el cansancio empieza a aparecer, pero #NiQuienSeRaje dicen en mi team.


Montón de gente apoyando al por mayor sobre todo Reforma, llegamos a Insurgentes, ahí va Víctor, lo alcanzo y lo invito a que vaya conmigo, me dice: “échale Titán!”, en la glorieta de Insurgentes busco a mi papá pensando que estará por ahí junto a una de mis hermanas que dijo que ahí estaría, no, no están, nos adentramos hacia la Colonia Condesa, en los años pasados aquí es donde empiezo a sentir los “piquetitos” de anuncios de calambres, esta vez me siento a gusto y corriendo muy bien.



A eso del kilómetro 28, cosa curiosa pero es por aquí donde sentí la “pared”, una sensación de vacío en todo mi ser y a la vez acompañado de un “leve” escalofrío, me como cuatro gomitas de carbohidratos, intento sobreponerme a este trance, solo es cuestión de minutos y logro salir avante.



A esta altura veo por un lado caminando a Beto junto a Cesar, el primero buscaba sacarse la espinita del año pasado, hay veces que las cosas salen, a veces no, y siempre he dicho que es el maratón quien te elige y no tu a él, animo mi Beto, veras que pronto encontraras la forma para ir por la reina de las distancias.


Estamos llegando a Insurgentes nuevamente, una leve subida que a estas alturas ya se hace pesada, una vez ahí, ya es todo Insurgentes hasta llegar a la tan ansiada meta, ya el cansancio es mi amigo y va conmigo, multitud de gente animando, ya vamos por el km 35 y me tomo otro gel, así como hay muchísima gente animando, también hay algunos que a estas alturas se integran a la ruta y empiezan a correr, a pesar del cansancio, procuro mantenerme a 4’15”.


Un corredor con playera amarilla se “pega” conmigo, por momentos intenta rebasarme y dejarme, solo aguanta unos cuantos metros, sigo llevando al batuta del camino y sigo marcando la diferencia entre él y yo, pareciera que no, pero efectivamente, aquí es subida y las piernas lo resienten pero no aflojo, me como otras 4 gomitas, me doy cuenta que de nueva cuenta no seré “sub03h” pero que importa cuando disfrutas del correr y cuando de alguna manera estas dominando al maratón o te estas dominando a ti mismo.

Por cierto, según la ideología para este año en la maratón era la música y sobre todo de rock y seria que iba tan concentrado que no vi más que a una banda tocando en vivo, como que falto más ambiente de este tipo.

En el kilómetro 40 empiezan las vallas de acero que conducen al estacionamiento de C.U. y a su vez hacia la entrada del glorioso estadio de la UNAM.

Algunos se animan y tratan de ganarme, pero el hecho de ya estar cerca de la meta aumenta mi ánimo y voy con todo, escucho un grito, a lo alto Jorge Mtz, alma mater de “EnDondeCorrer” toma fotos al por mayor, muchas gracias amigo!


Entro al túnel, lágrimas de emoción amenazan por salir, al salir y pisar la pista de tartán escucho los gritos del público, la piel se me enchina y me enfilo hacia el arco de meta, no sin antes hacer el clásico avioncito para terminar cruzando la meta en 03h02’50” según mi garmin.







Una vez esto, algunos corredores de los cuales conozco en base a las carreras, se acercan a saludar y felicitar, me encamino hacia la zona de recuperación, medio espero a algún conocido, sobre todo compañeros de equipo, pasan Oracio sin “H” y Paco, me felicitan para por el kit de recuperación, me siento bastante bien, agua, bebida isotónica, plátano, medalla, aprovecho y paso a los masajes, de ahí voy por mis cosas al guardarropa que en este caso son los autobuses, ahí esta Alemao y Moyo quienes hicieron un tiempazo, el primero 02h54’ y el segundo 02h52’, excelente, intercambio de impresiones, después unirnos al equipo, ya varios que vinieron a hacer su “chequeo” de distancia están ahí, felicitaciones, y bueno ya saben; pura fiesta.


Pues así fue mi participación por onceava vez en la maratón por quinta vez en la #MaratónCdMx eso sin contar el “chequeo” de 35k que hice en el 2012, me encanto.

Al siguiente día al consultar mi resultado, este era de 03h03’ aun así, pienso que excelente.

Por ultimo agradecer a toda esa gente que se desmañanado para salir a apoyar a los corredores, por esa fruta, dulces, agua, porras y hasta fotografías, gracias a la familia “coaching”, a Lupis, a Chela esposa de Jose Luis, a los compañer@s de equipo quienes a mi paso me lanzaron un grito de “vamos Titán!”, en fin, felicitaciones a tod@s y cada uno de los participantes y bueno, ahora a recuperar, nos vemos pronto!
 

6 comentarios:

  1. Da gusto que todavía existan corredores "de a deveras", como tú, mi Titán. Con tanto Cuqui-Runner, con tanto farsante haciendo Madrazinhas, con tanto "modelo de pasarela" fingiendo ser atleta, da gusto ver que todavía quedan Titanes del asfalto, corredores de acero como tú, gente que realmente es lo que tiene que ser un corredor de verdad. Me emocionó tu crónica como nunca. Será que ya extraño correr los 42, después de dos años de no hacerlo. Pero pronto regresaré a las pistas maratónicas; tal vez en Abril. Muchas felicitaciones por ese gran tiempo y muchas gracias por esta emocionante crónica!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimado amigo y hermano, el buen Gerardo, muchisímas gracias canijo, pues solo hago lo que me gusta crack, que padre que te haya gustado la crónica, te envío un afectuoso abrazo y pues a preparar una maratón no?

      Eliminar
  2. Genial literatura de una experiencia tan grata, con un principal objetivo y todo lo secundario que le rodea. Felicitaciones por ese gran tiempo! Un Go! Saludos desde Vilanova i la Geltrú (Barcelona)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amiga, que padre que estes por aquí! es un lujo y un honor, muchas gracias! abrazos desde México!!!

      Eliminar
  3. excelente crónica Titan, casi me sentí en la maratón también a pesar de nunca haber corrido una, recién llevo unos meses que regrese a correr después de muchos años de haberlo dejado, y aunque a mis 43 años ya es complicado soñar con un tiempo como el que hiciste, espero algún día correr esa maratón, recibe un saludo afectuoso desde Poza Rica, Ver. (Julián Rynq)

    ResponderEliminar
  4. Que tal mi buen Julián, muchas gracias amigo y que!!! 43 años no rs nada hermano, esta en pleno para la maratón, el chiste es disfrutar amigo de esto tan bello que es el correr, un abrazo y de nuevo muchas gracias!

    ResponderEliminar