jueves, 23 de julio de 2015

UN BUEN DIA PARA MORIR EN LOS 10K DE ARBOLEDAS

Corremos sobre la tierra asfaltada,
con un brillante fuego en el alma 
y somos almas feroces que luchan
por lograr el objetivo planteado.

Una voz anarquica dice lo siguiente:
"hoy es un buen día para morir",
así que uno para todos;
y todos corramos hacia la meta
hasta que la fiebre del running
se calme por un momento.

Y uno por uno sumemos los kilómetros
hasta llegar a diez y demostrar que somos fuertes!!!

Después del “chequeo” de 30k, en esta la semana previa a….había que bajar un poco el pistón a los entrenos, se aproximaban los 10k de Arboledas, como dijeran por ahí: “la de casa” y había que estar al tiro, pero oh! El jueves empecé a sentir un poco de molestias en la garganta, el coach había marcado “minirompimiento” y yo lo rompía por completo, jueves viernes y sábado no salí a entrenar nada, el sábado fui solo a recoger mi kit para los 10k del siguiente día.

Y bueno, el domingo a eso de las 5 a.m. me levanto, me doy un baño y me empiezo a alistar para la competencia, era del barrio, por lo tanto no había que salir tan temprano, a eso de las 6:20 a.m. allá voy.

Aun no me sentía del todo recuperado de la garganta pero tampoco me sentía morir.

Allá llegue como a las 7 a.m. ya algun@s compañeros de team se encontraban por ahí, en el guardarropa, ahí era el punto de reunión, procedo a quitarme pants y a enfundarme en la casaca que tantas batallas me ha acompañado.

Entrego mi mochila en el guardarropa, el coach nos indica que hay que ir a trotar a la parte trasera de los Bebederos, lugar donde año tras año ahí estamos, un poco de trote, un poco de “estiramiento”, unas palabras del coach, una en alusión al buen Jorge alias “el karnalito”, de: “hoy es un buen dia para morir”, y bueno, ingresar al bloque de los “rankeados” que para ese momento ya estaba lleno.





Palabras del animador al micrófono, mencionando a algunas celebridades del atletismo como, Jonathan Morales, Martin Pitayo, el keniata que gano la maratón allá en Torreón en marzo y de la cual fui participe, se acuerdan? Mauricio Casas (ah no, a este último no, je je je!!!).

Y bueno sin más preámbulos y una vez finalizadas un par de estrofas de nuestro glorioso himno nacional mexicano, y al grito de “hoy es un buen día para morir”, bang! allá vamos.

El grupo de los “más veloces” de la #MareaAzul traía la encomienda de ayudarse entre ellos y así lo hacen, Oracio, Jorge, Beto, Alemao y Moyo integran ese grupo y la verdad, se veían impresionantes.


Detrás de ellos Víctor, Charly, Osvaldo, Diego también dando su máximo esfuerzo, una leve subida para llegar al Club de Golf, cruzamos una av. Llamada el Dorado para de ahí encontrarnos con otra de nombre San Diego de los Padres, ruta que constantemente paso en mis entrenos domingueros.

Paso a Osvaldo y lo animo, después va Paco, le invito a que “jale” a mi lado, así lo hace y ahí vamos unos cuantos kilómetros hasta el módulo de policía donde afloja el paso y se queda, más adelante Diego, vamos sobre av. De los Jinetes, la gente apostada a los lados y animando al contingente “10k Arboledas”, rebaso a Diego, por ahí un “venado” a quien insto con el clásico: “vamos venado!!!” contesta: “vamos VO2max!!!”



Llegamos casi a Valle Dorado, de ahí vuelta en “U” para tomar la calle de los Deportes, ya conmigo va Edgar, es de ayuda saber que alguien de tu equipo va a tu lado, te presionas para rendir un poco más y no quedar mal, je je je!!!

Llegamos a una fuente, aquí siempre me ha gustado, es que se ve padrísimo como los corredores dan vuelta en dicha fuente, a esta altura ya rebasamos el km 7, decido tomarme un gel para cerrar con fuerza los últimos kilómetros, salimos en Av. De los Jinetes, una leve subida, pero leve, a la altura de la iglesia, de ahí damos vuelta a la derecha, año tras año en este punto se aposta un “grupo de porra” que son geniales, hasta disfrazados andan, esta vez veo a “calamardo” animando.





Vuelta a la izquierda, estoy a “full” e intento ir por algunos guerreros, para mi fortuna si caen algunos, otro intenta no aflojar y aprieta para darme batalla, gritos de apoyo, vuelta a la derecha para enfilarnos hacia el colegio Badem, de ahí son como 500 mts hacia la meta, el corredor que venía “prendido” conmigo pasa como de “rayo” y siento que no tengo fuerzas para ir por él, pero a los 5 mts “truena”, yo ya preparo el spring final y al rebasarlo lo incito con los brazos que vayamos y no obtengo respuesta y me enfilo hacia la meta para marcar un tiempo chip de 38’40”.






Una vez cruzar la meta, veo que los paramédicos corren auxiliar al corredor, paro mi crono, no es nada malo, solo el esfuerzo, estrechamos la mano, me enfilo al área de recuperación, entregar chip, recibir kit de recuperación y medalla, posteriormente voy al guardarropa, felicitaciones entre el team, y bueno, espero resultados, esta vez no alcance, es que, estaba de nivel la carrera, quede en 6to de mi categoría (45-49) y 50 general de 3mil y tantos.

En fin, así fue una aventura más en mis correrías y esta fue por mis rumbos, felicidades a todos los integrantes de mi team que se rifaron en la carrera, a los pódium Carlos, Jorge, Osvaldo, Jaquelin, Mikita, Maricela, Jess, perdón si se me olvida alguno.

Felicidades a los que me leen y participaron en dicho evento, a mi buen Julio Cesar Morales que día a día crece más como corredor en el nivel competitivo, estas canijo mi hermano!!!

Gracias a las porras y fotos #VO2max a la familia coaching y en especial a Misha, siempre rifándose, a Lupis y su hija Elizabeth junto a sus amigos, a las fotos del hermano de Osvaldo, en fin, muchas gracias y sobre todo, gracias a ti por estar aquí, nos vemos en la próxima!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario