miércoles, 26 de febrero de 2014

DESTANTEADO?



Y otra vez este invierno sin ti,
tumbado y sin ganas en el anden
del viejo ferrocarril que marca mi vida,
un gendarme me despertó para seguir,
pero sin desgana abro los ojos y continúo
con el destanteo que me deja lo que viví.

Mis alas quedaron imantadas para poder volar,
como enterrado en un triste y frio sepulcro,
y sin ganas de volver a salir al camino.

Pero si estás ahí y quieres ayudarme,
ven y hagamos una pequeña oración,
una dulce plegaria que llegue a los confines,
donde demos gracias por todo lo recibido.

Y no se trata de razas ni banderas ni credos,
solo dame un minuto para hacer cantar el silencio,
dejemos atrás los egoísmos anidados en el corazón
y conectemos nuestras almas para a una sola voz,
elevar nuestras voces y así darnos fuerzas,
para continuar con nuestro peregrinar en la tierra.

Si crees que soy un viejo loco que sueña con ser estrella,
solo te pido que no quites tu ternura y me comprendas,
al fin y al cabo solo sueño en este mundo manicomio,
en el que muchos deambulan de un lado a otro,
buscando aquel paraíso que hace siglos perdimos.

Antes de que dejes de leer déjame decirte que el sueño,
para mi aun no ha terminado aunque siempre sea lo mismo,
después de la distancias de 42 kilómetros con 195 metros,
por el momento me encuentro escribiendo mis memorias,
e intentando beber la savia que le resta a ese gran momento.


Y pues sí, siempre me pasa lo mismo , siempre que corro una maratón quedo como destanteado, después de estar por poco mas de 3 horas corriendo, quedo sin ganas de salir a correr, y es que eso de solo salir a trotar y si el hacer los pasos como “gallina culeca” se le puede llamar trotar, por solo 30’, pues como que no es nada, uno que se acostumbro a hacer rodajes de 2horas entre semana y poco mas de 3 los fines de semana, pues eso como que termina por meternos más flojera.

Es chistoso, normalmente los fines de semana mi tendedero de ropa se llena de camisas de running por haber sido usadas durante la semana, hoy sin contar la del traje de gala, este lucia vacío, y es que solo salí un par de días a hacer un poco de trote, nada relevante que contar.


Pero bien saben, que la recuperación es una parte muy importante después de haber corrido la mítica distancia de 42k.

Y es que, bien sabemos que así como es importante la etapa de entrenos, etapa en la que por la carga de trabajo, las lesiones están a la orden del día, así mismo lo es la etapa "postmaratón" o de recuperación.

Dicen que lo importante no es correr la maratón, lo importante son los entrenos, a la maratón solo se va a firmar todo el trabajo que hicimos en lo que pueden ser tres o dos meses con antelación.

Hace un par de días leí en un grupo de esos de facebook, “me voy, dejo al grupo porque no es cierto eso de estar publicando, soy invencible porque corro, quiero disfrutar el hecho de correr porque quiero hacerlo sin presiones y sin contar cosas que no son”, palabras más palabras menos, pero sinceramente felicito a esta persona por ser neta.

Y bueno, esto es lo real, no nos engañemos diciendo: “ay si, corrí un maratón en Toluca y quede en tercer lugar de la master y por eso ya soy invencible y hasta vuelo”, no es cierto, también se cae en el bajón y estas pensando si vale la pena continuar.



Dicha etapa se le conoce como: "depresión postmaraton", y es que piensas si vale la pena continuar, esto sucede debido a que estabamos acostumbrados a meternos bastantes kilómetros y después resulta que ya nada, se cae en un periodo de nostalgia y bueno, dicen que para salir lo mas pronto posible, debes de plantearte de nuevo objetivos, y aunque los míos ya los tengo definidos, no dejo de caer en la: "depresión postmaraton"

Solo es cuestión de días, es la etapa de recuperación y la cual se debe superar, y bueno, hablando de recuperación, es muy importante respetar los ciclos, y este es uno muy importante, no se debe caer en excesos de locura y creer que podemos seguir entrenando al mismo nivel de antes de correr la maratón.

Debemos dar a nuestras piernas el descanso que se merecen, si al final las machacamos con tanto kilometraje tanto en entrenos como en la misma competencia, al final merecemos un buen descanso y no pasa nada por el hecho de bajar por completo los entrenos, al final quedamos con una condición envidiable.

Otro punto que me sucede es que después de la maratón, empiezo a comer como "cosaco", cualquier cosa se me antoja y hay que tener un poco de cuidado y tampoco caer en excesos en este punto ya que comúnmente pensamos: “ah! ya me machaque, es justo que me destrampe comiendo lo que quiero”, pero no, al final debemos cuidar el peso que nos dejo las fuertes cargas de trabajo.

Y bueno como dije; no caigamos en excesos ni locuras, hay que ir poco a poco, ya llegara el momento en que nuevamente debamos de ir con fuerza a los entrenos.

Por lo mientras, sigamos bebiendo de la savia por el buen resultado que me dejo la #GranMaratónMetepec


6 comentarios:

  1. El maratón hay que correrlo con los pies en el suelo y dejarnos volar los 195m finales, pero después hay que digerirlo, disfrutarlo y comprender que no somos Superhéroes y que las piernas nos dolerán, no nos apetecerá correr y debemos de escuchar a nuestro organismo que por otra parte en pocos días necesitara de sus dosis de kilómetros. Disfruta del momento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi buen amigo Manuel, muchas gracias hermano, de igual forma recibe un afectuoso abrazo.

      Eliminar
  2. Despues de la tempestad viene la calma, siempre es bueno descansar un poquito.. pero no mucho, yo soy de descansar hasta el miercoles y jueves vuelvo a la carga.
    Cuando he descansado mas tiempo en la vuelta he tenido alguna lesion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rafa, y como dices; descansar un poquito....Je je je!!! pues ahí vamos poco a poco levantando, un abrazo crack.

      Eliminar
  3. Ese "marathon blues" tiene su encanto Mauri, disfrútalo, pero no te dejes abducir por el. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusto mucho el termino que le diste mi buen Tomy, "Marathon Blues", suena excelente, y como buen blues hay que sentirlo y vivirlo pero hasta ahi, muchas gracias hermano y de igual forma recibe un fraternal abrazo.

      Eliminar