lunes, 17 de enero de 2011

APRENDER A SUFRIR PARA SUFRIR MENOS

"De verdad,  ahí estaba sentado con el dolor en la piel y para no sentirlo puse un cassete donde unos ángeles cantaban un no se que, y es que al final, solo soy un ángel viejo que galopa fiero por los caminos deseando aprender

Y fui otra vez a beber  la templanza que ellos regalan a todo aquel que quiere y gusta  recorrerlos aunque para ello termines bañado en sudor.

Y es que al final, solo soy un ángel viejo que galopa fiero por los caminos deseando aprender".


Se suma una semana mas de entrenamiento, (10/16 enero) y pues ahí estamos machacándole duro para alcanzar el nivel deseado.

Me pareció un buen titulo para iniciar esto, cierto día escuchando la radio escuche esa frase y pues me gusto, y es que queda muy a "dock"

“APRENDER A SUFRIR PARA SUFRIR MENOS”

El lunes salí a trotar suavecito, esto para recuperarme del día anterior ya que la verdad, estuvo un poco pesado el regreso a los entrenamientos. Solo 30 minutos como 5k en otro de mis lugares para entrenar entre semana, Santa Mónica, un pequeño camellon medio adaptado para correr de 600mts de largo.

 
Ya el martes, el Coach me había enviado el trabajo de esta semana así que ese día me tocaba hacer: “Intervalos”, ah!! pero antes había que trotar como 20 minutos y hacer 6(50) ya después 8veces(3min X 2min) y cerrar con 15min de trote.
Pienso, luego corro.
Como a esa hora, hay partes del circuito donde hay plena oscuridad, cuando voy en los 3 minutos “rápido”, pienso y tengo que aguzar mas la vista, de repente no se ve donde pisas y pido a Dios el creador, no pisar en falso y lastimarme, afortunadamente, en mis cuatro años que llevo corriendo, nunca me he lesionado.

  
Por la noche, hice un poco de fuerza, con la cuestión de que mi esposa estaba de “genio”, primero porque no se quería dormir mi beba y segundo, porque luego dice que exagero en hacer ejercicio total que nuevamente termine acostándome a las 12 de la noche, ya estaba el plan para levantarme al otro día a las 4:15 a.m. y no porque a esa hora salga a correr, sino porque en lo que me visto, voy al baño y estiro, ya saben, tapete y cuerda, pues ya voy saliendo al 10 para las 5.

Se trata de inventar.
Cuantas veces no hemos ido pensando sobre la marcha cual va a ser nuestro recorrido de ese día, es mas hasta tenemos nuestros puntos de chequeo, algo asi como:
de la Casa a la Fuente, de la Fuente al Peri, del Peri a los Bebederos, de los Bebederos a la Fuente, ah caray! mejor me voy hasta el Peri, regresar a la Fuente y a Casa
Este fue mi recorrido del miércoles, este día me tocaba “DISTANCIA MEDIA CONTINUA EN PLANO”, hice 14k de recorrido en un tiempo de 01:23:15


 Jueves 4:30 a.m. ya estaba sonando la alarma del despertador, también tengo que levantarme de volada para no despertar a mi beba, medio adormilado, me visto, tapete y cuerda, a estirar, un trago de gatorade, una barrita de bimbo, según las que dan energía y pues allá voy, 20 minutos de trote, llego a la “subida” en la cual voy a hacer mis “cuestas” ya que hoy me tocaban hacer 12 de 200mts, primero a hacer unos “jaloncitos” de 50 mts, de reojo volteaba a ver la “subida”, sentía como que me invitaba y a la vez me retaba y pues allá vamos, en promedio las estuve sacando entre 1min03seg y 1min04seg, no y ¿que creen? que hasta porra tenia, bueno, así lo interprete yo, pues al final de la cuesta, dos perros ladre y ladre cada que llegaba ahí, cuando iba por la cuesta 6 o 7 llego otro corredor igual a hacer cuestas (por lo menos las ultimas ya no iba a sufrir solo aunque no intercambiamos palabra alguna) y bueno, pues cuando termine mi rutina le dije: “¡¡¡vamos, échale!!!!”.

Aquí quiero volver a lo del titulo de la entrada, la verdad es que de repente los entrenamientos son pesados, como este día, pero es lo que estamos haciendo, aprender a sufrir, en cierta ocasión platicaba con el buen Richard, compañero “VO2max” y una persona a todo dar ya que comúnmente, siempre esta ahí motivándote e instándote a seguir, un señor de 50 y tantos años, (chavalon, chavalon) y un gran corredor, comentábamos que hay un umbral del dolor, y pues que yo ya no tenia miedo a enfrentarme a eso, y la verdad es que después de la cuesta 9, ya hasta sentía como que de repente se me doblaban las piernas, un poco de estiramiento y a seguirle y yo mismo me automotivaba, por eso; hay que aprender a sufrir para sufrir menos, o lo que es lo mismo, enseñarle al cuerpo a trabajar en el umbral del dolor para cuando le toque responder en las competencias, ya sepa lo que tiene que hacer.

Por la noche, de nueva cuenta, trabajar un poco de fuerza.

Viernes 5:00 a.m. el entreno de este día no iba a ser tan pesado, 20min de TL, llegar a Arboledas, unos “jaloncitos” de 50 mts y 8veces(30seg X 45seg), como ven, suavecito el trabajo pero pues ya se que el siguiente día va a estar fuerte el trabajo.

El día sábado había llegado, fin de semana esperado ya que es día de reunirme con los “VO2max” y ver a compañeros y amigos y algunos mas; hermanos de locura.

La reunión era en el Parque Naucalli, por el lado de Lomas Verdes, ahí estaba, Adrián el Coach del equipo, Richard, Agustín, Efra, Octavio, Teresita, Mary, Malili, posteriormente llego Oswaldo, quien se esta preparando a la par conmigo ya que el va a correr Boston en Abril, Jose Luís y varios mas.

Un poco de estiramiento, ya saben; tapete y cuerda y pues a cada quien le da el trabajo del día el Coach, a mi me dice: “vas a hacer 6(1000) con 2min de descanso, cada mil lo sacas en 3min50seg ya que en el pasado (MICM) los ultimos 5k como te caíste un poco, trotas 10min (yo entendí 6) y empiezas”. Llegue al cero y empecé, estos fueron mis miles:

            1.- 3min59seg
            2.- 3min51seg
            3.- 3min55seg
            4.- 3min53seg
            5.- 3min56seg
            6.- 3min39seg

Acaban de darle mantenimiento al circuito, el tezontle no esta del todo echo tierra, motivo por el cual, en algunas partes me costaba un poco de trabajo mantener el ritmo.

Por la tarde fuimos de “shopping” dice mi hija Maroani y entre esas, pasamos a Marti a ver que había de ofertas, había descuentos de hasta el 50%, enfrente esta, Mister Tenis, pasamos y que me animo por unos adidas “allegra” y es que con los que hago velocidad, ya andan muy traqueteados ya hacia falta suplirlos, tenían el 20 mas el 20 de descuento, total que de $ 1,200.00 pesos, me salieron en $ 767.00 pesos.


Domingo, ultimo día de la semana y día de la “largada”, el punto de reunión era en Mundo E, centro comercial ubicado al norte de la ciudad, concretamente en Santa Mónica, de ahí saldríamos para correr al cerro de Calacoaya.

El “autobus” esta a punto de arrancar.
Al inicio empezamos todos los “VO2max”, pero conforme fuimos avanzando, se fue integrando el “autobus” en el cual iba yo, asi le llamo; “autobus” cuando se integran varios, y es porque, todos nos vamos “jalando”, iban, Efra, Mika, Mundo, Lore, un chico nuevo que se acaba de integrar, creo que de nombre Edgar, Oswaldo y un servidor, llegamos a donde empieza la subida al cerro, es como un tramo de 1k o poco mas de pura subida y concreto, posteriormente empieza un camino de terracería, ya después, Mikita nos llevo por una vereda para subir a lo mas alto del cerro, el punto era llegar a una cruz que se encuentra ubicada en la cima del cerro, allá íbamos, la verdad es que de repente el ascenso se tornaba un tanto difícil que hasta ganas de caminar me daban, sacaba fuerzas de mi interior e intentaba seguir corriendo, aunque en partes ni se podía, es padrisimo correr en grupo, ver que no eres el único loco y ver a tus compañeros corriendo en la cima del cerro, es una motivación muy padre, es como cuando niños, corríamos como “chivos locos”, llegando a la cruz, tome un trago de gatorade y a emprender el regreso, encuentro al Coach, me pregunta: “¿Cómo vas?, bien le contesto, me dice: “llegas hasta el distribuidor de agua” (la parte baja del cerro) y vuelves a subir, pero solo llegas al colegio y de ahí te regresas”, a Edgar le dice: “tu ya bajas y de ahí ya te vas” (a Mundo E), así lo hice, en la bajada vi. que ahí iban, Jose Luís, Malili e Israel, intercambiamos unas palabras, llego abajo y vuelvo a ascender, me encuentro a Oswaldo, “de regreso”, le digo, llegamos al colegio, regresamos, le pregunto a Oswaldo cuanto llevamos y es que al estar en la cima del cerro, le puse stop a mi crono y ya no lo reinicie, total que anduve trayendo a Oswaldo por aquí y por allá para completar la hora cuarenta, que nos había indicado el Coach, emprendemos el regreso hacia Mundo E, al cruzar av. López Mateos, empiezo a correr mas rápido, casi llego a Mundo E, no veo a Oswaldo y me regreso, ahí venia ya tomándose un jugo, le pregunto que si esta bien, me dice que si y vuelvo a correr mas “rápido” el ultimo tramo que me falta para llegar a Mundo E, al final, creo que hicimos 1hora45min, entre las subidas al cerro y bajadas y mas o menos como 20k

Y pues para terminar solo recalcar lo de inicio, estoy APRENDIENDO A SUFRIR, PARA SUFRIR MENOS

2 comentarios:

  1. Me gusto mucho lo de tu "porra" jajaja, esto es lo que sucede cuando las cosas se hacer por gusto y no por obligación.

    Respecto a sufrir para sufrir menos, no creo que se sufra menos, yo creo que se sufre igual, simplemente que como ya conoces el dolor ya sabes convivir con el y por ende no te va detener.

    Saludos y a sacarle chispas a esos tenis nuevos!!

    ResponderEliminar
  2. Mi buen Alfredo, "El rebelde de las praderas", pues si, asi es esto, te vas adaptando y al final ya sabes a lo que vas.
    Un abrazo hermano!!!!

    ResponderEliminar