lunes, 20 de diciembre de 2010

HAY QUE MORIR PARA VIVIR

“Hay que morir para vivir,
si el grano de trigo no muere,
si no muere, solo quedara,
pero si muere, en abundancia dará”


No, no se trata de una platica litúrgica, pero quise tomar este pequeño párrafo de una alabanza para empezar esto.

Si analizamos lo que el párrafo dice; tiene algo muy cierto y no me refiero precisamente a morir sino a destruir lo construido, ah caray!!! dirán, pues bien, les platicare lo siguiente:

Cuando recién me integre al equipo “VO2max”, hace un par de años, ya saben como llega uno, pensando si es la decisión correcta o no, por esos días yo tenia en mente correr una carrera de campo traviesa que se realiza en Villa del Carbón, en el Estado de México, pero resulta que el Coach del equipo, de nombre Adrián, decidió que yo también hiciera el “rompimiento” para así iniciar con ellos de cero la siguiente temporada, a que me refiero exactamente con “rompimiento”, pues a descansar del running.

Según conocimientos del Coach, se trata de dejar descansar cuerpo y mente del mundo de las carreras y de alguna forma, destruir todo lo que se construyo en la temporada que termino para construir nuevamente en la siguiente esto ya sobre una base trabajada pero a la cual solo le vamos a dar descanso por unos cuantos días.

Hasta los atletas “elite” lo hacen, descansan unos cuantos días esto para que? Como bien saben el descanso también es un proceso de entrenamiento, debemos dejar descansar cuerpo y mente para que los músculos se relajen, por si hay algún daño o alguna lesión, esto es con la finalidad de que salgan y lo que he entendido, es que con esto, mi vida deportiva, puede durar mas.

Ah pero no se espanten, ya que lo adquirido no se pierde, tampoco quiere decir que no vamos a hacer nada de ejercicio, lo que vamos hacer, es bajar la intensidad de los entrenamientos y si se puede, cambiar el running por otras actividades como puede ser, 30 minutos de caminata, bicicleta o natación.

El Coach, ya por tradición, nos programa participar en la “San Silvestre” que se realiza el ultimo día del año pero no vamos a un nivel competitivo sino que la vamos a trotar y créanme es bonito participar sin sentir la presión de que: “tienes que llegar en los primeros lugares” o “tengo que mejorar mi marca”, ese día es para relajarte y disfrutar el recorrido.

Hay una reflexión que deseo publicar, igual y muchos ya la conocen pero bien vale la pena.

Y pues bueno, descansen para la próxima temporada, regresar con nuevos bríos y mas ímpetu.

“El águila es el ave de mayor longevidad de la especie.
Llega a vivir 70 años, pero, para llegar a esa edad, deberá tomar una seria decisión. A los 40 años, sus uñas están apretadas y flexibles, sin conseguir tomar las presas de las cuales se alimenta. Su pico, largo y puntiagudo se curva, apuntando contra su pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas, gruesas. Volar se hace tan difícil… Entonces el águila tiene solamente dos opciones: morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación, que dura 150 días. Este proceso consiste en volar a lo alto de una montaña y quedarse allí en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. Después de encontrar ese lugar, el águila comienza a golpear su pico en la pared, hasta conseguir arrancárselo. Después de arrancarlo, debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con el que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, empezará a desprender, sus plumas viejas.
Después de cinco meses, sale para el famoso vuelo de renovación y para vivir los siguientes 30 años.


8 comentarios:

  1. Muy bueno el tema que tratas, aunque estaría bastante bien que mencionaras cuantas días es recomendable que dure este rompimiento.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Mi buen alfredo!!!!
    Te dire que quien mas te podria indicar, seria un entrenador y de acuerdo al trabajo que hayas llevado durante el año, si entrenas tu solo, tu valora, por ejemplo en mi caso, yo voy a descansar las ultimas 3 semanas de Diciembre.

    ResponderEliminar
  3. Hola Titan,

    Me ha gustado tu entrada, como bien dices el descanso es parte del entrenamiento.

    Un saludo y te sigo...jejeje

    ResponderEliminar
  4. Saludos mi buen amigo!!!
    Que gusto que te hayas dado una vuelta por aca, como te dije, tomalo con calma, recuperate al 100 y ahi estaremos nuevamente recorriendo kilometros

    ResponderEliminar
  5. Mi estimado Mau. El título de tu blog no viene exactamente de una alabanza, sino de un pasaje del Evangelio de Juan. La reflexión y aplicación a nuestro deporte es muy buena. Felicidades!

    ResponderEliminar
  6. Saludos "Mundo"!!!
    Bueno, algunas palabras de la biblia, fueron hechas alabanza para precisamente eso, alabar al Señor, pero bueno, ese no es el punto a tratar aqui.
    Que bueno que te haya gustado el post.

    ResponderEliminar
  7. hola titan, en primer lugar gracias por tus palabras en mi humilde blog, como te indiqué en el, iba a seguir tu consejo y leería esta estrada.
    me ha gustado bastante, empiezo a encontrar puntos positivos a mi largo parón, espero volver como el aguila con fuerzas renovadas.
    un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  8. Al contrario mi buen amigo "Uniko", el honor es mio porque estes aqui, muchas gracias y que bueno que te haya gustado la entrada.
    Un abrazo hermano y a echarle pa'lante!!!

    ResponderEliminar